Jesus Is Life

FALSAS ACTUACIONES

FALSAS ACTUACIONES

HECHOS 24:10 Entonces el gobernador le hizo una seña a Pablo para que hablara. Y Pablo dijo:… 11 Con facilidad puede averiguar de que llegué a Jerusalén hace no más de doce días para adorar en el templo. 12 Los que me acusan nunca me encontraron discutiendo con nadie en el templo ni provocando disturbios en ninguna sinagoga o en las calles de la ciudad. 13 Estos hombres no pueden probar las cosas por las cuales me acusan. 14 Pero admito que soy seguidor de El Camino, al cual ellos llaman secta. Adoro al Dios de nuestros antepasados y firmemente creo en la ley judía y en todo lo que escribieron los profetas. 16 Por esto, siempre trato de mantener una conciencia limpia delante de Dios y de toda la gente. NTV.

Bajo la influencia del maligno, las personas que están en contra de la palabra de Dios, han dado falsos testimonios en contra de los siervos de Dios. Esta manera de proceder de los enemigos del único Dios verdadero, ha sido una constante a lo largo de la historia humana. De estos falsos testimonios, sufrieron los profetas del Antiguo Testamento, así como también Jesucristo y sus discípulos. Con estas falsas acusaciones han tratado de detener la predicación de la palabra de Dios al mundo perdido y pecador, pero ni con estas artimañas han logrado detener la expansión del mensaje de salvación y vida eterna, ni siquiera han logrado acallar a los mensajeros. Los líderes de la religión judía, trataban de acallar a Pablo para que no siguiera adelante con la proclamación de las buenas nuevas de Salvación, por eso presentaron falsas acusaciones ante el gobernador Félix, para que él dicte una sentencia de muerte al siervo de Dios.

El gobernador escuchó atentamente al abogado acusador que representaba a los líderes religiosos del pueblo judío, pero tras escuchar esas acusaciones del abogado, no dictó una sentencia en contra de Pablo, sino que le dio la oportunidad de que se defendiera de esas acusaciones. Pablo al igual que el abogado acusador, también se dirigió al gobernador Félix en una forma ceremoniosa, pero no con la adulación que el abogado acusador había empleado; Pablo simplemente expresó el gusto por encontrarse ante un juez que conocía al sanedrín y sus tácticas, y que había tratado anteriormente con ellos. En sus argumentos de defensa, el apóstol Pablo negó que en sus últimos doce días de estadía en Jerusalén, había discutido con alguien en el templo, ni siquiera había tenido impases o discusiones acaloradas en la sinagoga o calles de la ciudad. Con estas declaraciones contundentes, Pablo afirmó que sus acusadores no le podrían probar nada de lo que habían dicho en su contra.

El apóstol Pablo no negó la tercera acusación en su contra, y admitió que era un seguidor del Camino, pero no un cabecilla de una secta de los Nazarenos como Tértulo, el abogado acusador lo había llamado. Sino que en este movimiento se desempeñaba como un maestro de religión, servía al Dios de los judíos, creyendo todas las cosas que están escritas en el Antiguo Testamento. Compartía la expectativa de todos los judíos ortodoxos, especialmente de los fariseos, de que a de haber resurrección de los muertos, tanto de justos como de injustos. De esta manera, el apóstol afirmó ante el gobernador Félix que su fe realmente era la verdadera fe de los creyentes del Antiguo Testamento, que el desacuerdo entre él y los judíos no era de carácter político sino religioso, y que realmente no debía haber ninguna diferencia religiosa entre ellos y él. Tras estas palabras, Pablo se aplicó a él mismo este mensaje; sabía que el pecado intencional puede destruir la fe, y luchaba por mantener la conciencia limpia de todo pecado contra Dios, contra su conciencia y contra los demás.

Queridos hermanos. La fe cristiana, cuando es predicada en un nuevo contexto, generalmente genera reacciones contrarias que producen confrontación. Es allí donde se hace necesario establecer algunas pautas a seguir para aclarar y explicar la esencia de la fe y su sentido práctico. Primero, el énfasis ha de estar en que el evangelio procura cambios al interior de las personas, y por extensión en el conjunto de la sociedad, pero que su propósito no es la generación de conflictos y desórdenes. Segundo, que lo que predicamos no es fruto de nuestras reflexiones particulares o creación de hombres, sino que corresponde al mensaje redentor de Dios, en cumplimiento de su propósito eterno de redimir al ser humano de su condición de pecado. Hermanos, ante cualquier falsa acusación en nuestra contra por proclamar el mensaje de la salvación y la vida eterna, no nos exasperemos, y con toda calma, paciencia y humildad, tratemos de defendernos de esas acusaciones, aclarando los puntos que se tengan que aclarar, para que las acusaciones en nuestra contra queden sin fundamentos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x