Iglesia

Iglesia Cristiana Evangélica Jesus Is Life

Caminando en la luz de Cristo. Isaías 2:5

MISIÓN

Caminar en la luz de Cristo, y transmitir sus enseñanzas a nuestra comunidad. Mateo 28:20

VISIÓN

Ser una comunidad que camine en las enseñanzas de Cristo, y crecer en el conocimiento de Dios formando discípulos preparados para toda buena obra. Colosenses 1:10 Mateo 28:19

ESTRATEGIAS.

LA ORACIÓN.  Creemos que la oración diaria a nuestro Creador, es la mejor manera de comunicarnos con Dios. A través de la oración, compartir todos los aspectos de nuestra vida con Dios, Jeremías 33:3 dice, “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”.  Con la oración, expresamos nuestra gratitud por las cosas diarias que nos provee, 1 Crónicas 16:34, “Aclamar a Dios, porque él es bueno; porque su misericordia es eterna”. La oración es la plataforma para confesar nuestros pecados y pedir ayuda para vencerlos, Salmo 32:5 “Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado”. La oración es un acto de adoración y obediencia 1 Tesalonicenses 5:16-18 “Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”. Con nuestra oración diaria reconocemos que Dios está realmente en control de nuestras vidas, 1 Crónicas 29:11 “Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos”.

EVANGELIZAR. Creemos que la evangelización, es un pilar fundamental para la expansión del reinado de Cristo, además es un mandato de nuestro Señor.  Marcos 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Creemos que la tarea primordial de cada creyente es alcanzar a otros. Es necesario que compartamos el mensaje de nuestro Señor a todo el mundo.

DISCIPULAR. Jesús cuando llego el momento de su partida de este mundo, dejo una tarea a todos sus seguidores, esta tarea no es optativa para el cuerpo de Cristo, esta tarea fue una orden que debemos cumplirla. Mateo 28:19 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”. Jesús no quiere que solo alcancemos con el evangelio a las personas, lo que él desea es que moldeemos a las personas alcanzadas a su carácter, que les enseñemos a guardar todas las cosas que él nos enseñó, nuestro señor desea que todo el mundo sean sus discípulos. El deber de la iglesia es discipular a rodos los alcanzados con el evangelio y llevarles a la madures espiritual, para que estos a su vez puedan alcanzar a otros y formar nuevos discípulos de Cristo.

VINCULAR. Creemos que la mejor forma de que los nuevos discípulos llegue a una completa madures espiritual es la vinculación al servicio dentro del cuerpo de Cristo. Vincularlos al servicio en los ministerios de acuerdo a los dones que el Espíritu Santo les haya otorgado. 1 Corintios 12:4 “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo”, 1 Corintios 12:11 “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere”.

ENVIAR. Creemos que un cristiano que haya sido discipulado correctamente y llevado a la madures espiritual a través del servicio, estará listo para ser enviado al mundo a cumplir la gran comisión. El propósito final de Jesucristo al formar a sus discípulos fue que ellos llevaran el mensaje del reino de Dios a otros, y los guiaran hasta reproducir la misma experiencia que ellos mismos habían tenido con el Maestro. Como pámpanos de una vid, los discípulos necesitan reproducirse en otros para tener vida, Juan 15:8, “En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos, Juan 15:16… y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; …” Juan 15:8, 16.

 

PRINCIPIOS.

Lealtad: Dios desea que todos sus seguidores sean leales a Dios, a la familia, y a la iglesia. La lealtad se demuestra a través del amor. Juan 13:35 “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuvieres amor los unos a los otros”.

Sinceridad: Dentro del cuerpo de Cristo las palabras que se pronuncien deben ser verdaderas, sin gotas de mentiras. Job 33:3 “Mis razones declararán la rectitud de mi corazón, y lo que saben mis labios, lo hablarán con sinceridad”.

Hermandad: Dentro de la iglesia primitiva, la hermandad entre sus miembros era muy importante, esa hermandad les llevaba a estar pendiente del uno como del otro. Como una sola familia. La hermandad del cuerpo de Cristo lleva a una vida de armonía. Salmos 133:3 “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!”

Generosidad: Las enseñanzas de Cristo nos lleva a la práctica de la generosidad dentro del cuerpo de Cristo y fuera de ella. Practicar la generosidad y la compasión con nuestros semejantes nos llevara a unos verdaderos discípulos de Cristo, Santiago 1:27 “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”.