Jesus Is Life

LOS PROPÓSITOS DEL CREYENTE

LOS PROPÓSITOS DEL CREYENTE

HECHOS 22:6 Cuando iba de camino, ya cerca de Damasco, … de repente una intensa luz del cielo brilló alrededor de mí. 7 Caí al suelo y oí una voz que me decía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”. 8 “¿Quién eres, señor?” pregunté. Y la voz contestó: “Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues”.10 Yo pregunté: “¿Qué debo hacer, Señor?”. Y el Señor me dijo: “Levántate y entra en Damasco, allí se te dirá todo lo que debes hacer”. 11 … mis compañeros tuvieron que llevarme de la mano hasta Damasco. 12 Allí vivía un hombre llamado Ananías… 13 Él llegó y se puso a mi lado y me dijo: “Hermano Saulo, recobra la vista”. Y, en ese mismo instante, ¡pude verlo! 14 Después me dijo: “El Dios de nuestros antepasados te ha escogido… 15 Pues tú serás su testigo; les contarás a todos lo que has visto y oído. NTV.

Dios creó a cada uno de los hombres con un propósito específico, pero pese a eso, no todas las personas encuentran su propósito en la vida, razón por la cual, muchos mueren sin haber cumplido sus propósitos en este mundo. El hombre por sí solo no puede encontrar el propósito de Dios para su vida, necesitá de la ayuda del Espíritu Santo, para que le ayude a abrir su entendimiento y le revele el propósito que Dios tiene preparado para él. Además de la ayuda del Espíritu Santo, el propósito de Dios para toda la humanidad se encuentra revelado en las páginas de las Sagradas Escrituras, pero pese a esta disponibilidad, no todas las personas están dispuestas a estudiar la Biblia, y prefieren seguir viviendo sin saber el propósito con el cual Dios los creó. Algunas personas llegan a conocer el propósito de Dios para sus vidas, pero no están dispuestos a cumplir, ya que el cumplirlo, demanda el abandono de su vieja naturaleza de pecado, y vivir en la nueva naturaleza en Cristo.

El apóstol Pablo antes de su encuentro con Cristo, persiguió a los seguidores de Cristo, los encarceló, e incluso llegó a participar en la ejecución de alguno de ellos. Con estas acciones en contra de los cristianos, pensaba que estaba cumpliendo con el propósito de Dios para su vida. Pero tras su encuentro con el Señor, se dio cuenta de que había estado en un error, y no cumpliendo los propósitos que Dios tenía para su vida. Al igual que Pablo, muchas personas con sus diferentes acciones, piensan que están cumpliendo los propósitos de Dios para su vida, pero si estas acciones son contrarias a las palabras que se encuentran en las Sagradas Escrituras, los hombres pueden tener la certeza de que sus acciones pese a que parezcan buenas, no son los propósitos de Dios, sino sus propios propósitos, pero encasillados como los propósitos de Dios para sus vidas.

Pablo una vez que tuvo su encuentro personal con el Señor, fue dirigido hacia Ananías que se encontraba en la ciudad de Damasco. Ananías era un devoto observador de la Ley, no alguien que había sido negligente acerca de las enseñanzas y las costumbres judías. Por eso, todos los judíos que vivían en Damasco lo tenían en gran estima. Además de conocer la ley de Dios perfectamente, había abrazado las enseñanzas de Jesucristo, por tal razón, podía revelar a Pablo el propósito que el Señor tenía para su nueva vida como su seguidor. Una vez que Pablo se entrevistó con Ananías, el siervo de Dios, le devolvió la vista, y también le reveló el propósito con que el Señor lo había redimido y rescatado del error en el cual caminaba. Ananías le dio a conocer que el único Dios verdadero, le había elegido para que sea su testigo ante el mundo perdido y pecador, compartiendo todo lo que había visto y oído acerca de Jesucristo, el Unigénito Hijo de Dios.

Queridos hermanos. Al igual que a Pablo, Dios nos rescató a cada uno de nosotros con un propósito, y ese propósito se encuentra revelado en las páginas de las Sagradas Escrituras, por tal razón, ningún creyente puede excusarse de que no sabe cuáles son los propósitos de Dios para su vida. Uno de los propósitos de los creyentes, es de ser testigos de Jesucristo ante el mundo perdido y pecador. Los creyentes como testigos de Jesucristo, deben compartir como el Señor por medio del sacrificio en la cruz del calvario, les rescató de la condenación eterna, y les dio la posibilidad de que vivan eternamente en el reino de su amoroso Padre Celestial. Hermanos. Conociendo los propósitos con que Dios nos creó y nos rescató de la condenación eterna, empecemos a cumplir con estos propósitos, recorriendo el mundo entero compartiendo el mensaje de salvación y vida eterna a todos los hombres para que ellos también puedan alcanzar la redención y la vida eterna en el reino de los cielos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x