Jesus Is Life

PROCUREMOS QUE TODOS SE SALVEN

PROCUREMOS QUE TODOS SE SALVEN.

Alrededor del mundo, muchos hermanos que participan fielmente en los servicios dominicales de las iglesias cristianas, no están totalmente seguros de que hayan alcanzado la salvación y la vida eterna, pese a que llevan muchos años de haber aceptado a Cristo Jesús como sus Señor y salvador. Ante la duda que puedan tener los hermanos en cuanto a su salvación, el apóstol Judas en su epístola, instruye a los cristianos que han alcanzado una adecuada madures espiritual a que: “Ayuden con amor a los que no están del todo seguros de su salvación. Rescaten a los que necesitan salvarse del infierno, y tengan compasión de los que necesitan ser compadecidos. Pero tengan mucho cuidado de no hacer el mismo mal que ellos hacen.” Juda 1:22-23 TLA.

La duda en cuanto a la seguridad de la salvación y la vida eterna, con frecuencia se da en hermanos que no se han acentuado en una iglesia que se predique la sana doctrina, y han estado de iglesia en iglesia, escuchando diversas y diferentes enseñanzas referentes a la salvación, y posiblemente esto los ha llevado a la confusión en cuanto a la seguridad de su salvación. Además, existen muchas enseñanzas erróneas circulando por las redes digitales de comunicación que pueden confundir a los hermanos que no han tenido una base de enseñanza doctrinal apegado a la Biblia en cuanto a la salvación. Sea cual fuera la causante de la duda de los hermanos en cuanto a su salvación, nosotros debemos ayudarles a salir de su duda para que puedan tener la completa seguridad de su salvación.

Además, debemos rescatar de las garras del infierno a las personas que todavía no han aceptado el mensaje transformador de Cristo. Pero al momento de procurar ganar a un pecador para Cristo, debemos tener mucho cuidado de no caer en las arenas movedizas de la transigencia. De la misma manera, al compartir el evangelio de nuestro Señor, debemos estar seguros de que nuestro fundamento este firme y seguro en las Sagradas Escrituras. En todo momento debemos cuidarnos de no parecernos tanto a los incrédulos en nuestro comportamiento y nuestro carácter, para que al momento de que les presentemos las buenas noticias, no tengan de que reprocharnos por la vida que llevamos como seguidores de Cristo. Y siempre debemos tratar de influir en las personas inconversas para que busquen a Cristo y no ser influido por ellos para pecar.

Nosotros, no debemos preocuparnos solo de nuestra salvación, sino también de la salvación de nuestros hermanos en Cristo y de las personas que todavía no han aceptado el evangelio de la salvación y la vida eterna. Nuestro anhelo debe ser que todo mundo alcance la salvación al igual que nosotros, por eso debemos trabajar incansablemente, reafirmando la salvación de aquellos que todavía dudan de su salvación. Además, debemos compartir el evangelio a las personas que todavía viven en las tinieblas del pecado, para que ellos puedan ser alcanzados por la luz de Cristo y sean arrebatados de las garras del infierno.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x