Jesus Is Life

CALUMNIA Y BURLA DE LOS INCONVERSOS

Seguramente antes de conocer a Cristo, muchos de nosotros manteníamos relaciones de amistad con personas que practicaban el pecado al igual que nosotros. Al estar en ese mismo mundo, teníamos lazos muy fuertes que nos unían, el lazo de la naturaleza carnal. En ese entonces, vivíamos y disfrutábamos de los placeres que nos ofrecía el mundo, sin ninguna clase de contratiempo o impases con los hombres que practicaban el pecado. Pero una vez que encontramos la salvación, poco a poco fuimos alejándonos de nuestras viejas amistades, porque ya no teníamos un lazo que nos unía a ellos, ahora teníamos un lazo que nos unía más a Cristo Jesús y a todos sus seguidores. Algunas viejas amistades, al enterarse de que ya no éramos parte de su círculo, seguramente se mofaron de nuestra nueva vida y nos calumniaron. Ante un hecho similar, el apóstol Pedro nos dice que no nos sorprendamos, ni nos entristezcamos por las actitudes que puedan tomar ciertos hombres al sentirse traicionados: “No es de extrañarse que sus amigos de la vieja vida se sorprendan de que ustedes ya no participan en las cosas destructivas y descontroladas que ellos hacen. Por eso los calumnian.” 1 Pedro 4:4 NTV.

Una persona que deja de participar en las cosas destructivas y descontroladas de la carne, por una vida en conformidad a la voluntad de Dios, puede sufrir el menosprecio por parte de sus viejas amistades que practican tales cosas perversas. Algunos, incluso hasta llegan a pensar que su amigo se ha vuelto loco por haber aceptado a Cristo, y lo acusan de haberse vuelto un loco religioso fanático. Los inconversos consideran una forma de locura que los cristianos dejen de participar en bailes, fiestas mundanas y orgías sexuales. Por esta nueva vida libre de pecado, el creyente puede ser rechazado o calumniado, no solo porque se niega a participar en estas actividades pecaminosas, sino también porque sus prioridades han cambiado y van en dirección opuesta a la voluntad de ellos. Los hombres pecadores se sienten traicionados, heridos e indignados, ya que la nueva vida de su ex compañero de deleites y placeres, censura radicalmente las actividades pecaminosas que practican.

El apóstol Pedro exhorta a todos los seguidores de Cristo que, ante el desprecio y la calumnia de sus amigos de la vieja vida, no se sorprendan, ni se extrañen, ya que tales actitudes son normales de las personas que no conocen a Cristo. Porque todo aquel que no conoce a Cristo, desprecia a todo aquel que no lleva una vida similar a ellos. Desprecian y se burlan irónicamente de todo aquel que no practica el estilo de vida pecaminoso. Ellos desprecian todo lo que tenga que ver con Cristo, porque sus vidas están bajo la influencia y el dominio del enemigo de Dios.

Si somos causa de burla o de calumnia por parte de las personas con quienes antes manteníamos una relación de amistad antes de conocer a Cristo, no nos sintamos mal, ni tampoco sedamos ante las presiones que puedan ejercer para que abandonemos la nueva vida que tenemos en Jesús. Más bien, sin ninguna clase de miedo, armémonos de valor y declaremos delante de ellos que nosotros amamos profundamente al Señor, y que por nada del mundo vamos a ceder a sus presiones, o a sus burlas para abandonar nuestra fe en el Hijo de Dios. Declaremos que amamos la nueva vida que Él nos ha regalado y amamos la salvación eterna de nuestras almas.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x