Jesus Is Life

EL CREYENTE SERÁ RESUCITADO

Todas las religiones del mundo, en algún grado creen en la existencia de la vida después de la muerte. Con esta creencia, algunas religiones tienen como base de su fe y esperanza, en llegar a ser dioses tras la muerte física de sus cuerpos, en tanto que otras religiones, en poder reencarnar en algo superior de acuerdo a las obras realizadas en vida. Al igual que las otras religiones, los seguidores de Cristo también tenemos nuestra base de fe y esperanza. Esta base reside en la resurrección de Cristo Jesús , el Unigénito Hijo de Dios. El apóstol Pablo recalca esta base doctrinal para que todos los que han entregado sus vidas al Señor tengan la certeza de su resurrección tras la muerte física de sus cuerpos: Nosotros creemos que Jesucristo murió y resucitó, y que del mismo modo Dios resucitará a los que vivieron y murieron confiando en él. 1 Tesalonicenses 4:14 TLA.

La muerte no es el punto final de la existencia del hombre, más bien, es un paso de la existencia física a la existencia espiritual. Esta existencia espiritual, no tiene punto final como la existencia física, ya que la existencia espiritual es eterna. El cuerpo físico del hombre muere, pero el alma del hombre es eterna, no deja de existir pese a la muerte física del cuerpo. El cuerpo del creyente al igual que el cuerpo del inconverso, un día llegará al punto final de su existencia en este mundo físico o material, pero el alma seguirá existiendo, esperando ser resucitado, ya no en un cuerpo físico, sino en un cuerpo espiritual. La resurrección de Cristo, es la clara evidencia y la base de la fe y esperanza del cristianismo. Si Jesucristo murió y resucitó, del mismo modo Dios resucitará a los que vivieron y murieron confiando en su Hijo. Los hechos de la experiencia de Cristo son repetidos en la experiencia del creyente. El murió y luego resucitó, así los creyentes morirán y luego resucitarán con Él, gracias a la intervención de Dios Padre.

Los seguidores de Cristo, con la misma certidumbre que creemos que Jesús murió y resucitó, igual creemos que los que han muerto en Jesús serán resucitados y participarán de Su venida. Porque, así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. Su resurrección es la prenda y prueba de la nuestra. Por eso los cristianos no tenemos que tener miedo a la muerte, ni sufrir por la muerte de un familiar o algún ser amado, pues la muerte es un breve paso de la existencia física a la existencia espiritual, porque Dios volverá a la vida a todos los que mueran confiando en su amado Hijo. La resurrección del creyente no será para que tengan los mismos sufrimientos y penalidades que padecieron en vida física, sino para una vida de gozo en un cuerpo glorificado, un cuerpo libre de todo padecimiento y dolor. Un cuerpo en semejanza al cuerpo glorificado de Cristo Jesús.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x