• Jue. Jun 30th, 2022

MANTENGAMOS NUESTRA CONFIANZA EN DIOS

Jun 20, 2022

MANTENGAMOS NUESTRA CONFIANZA EN DIOS.

 

En medio de las adversidades es difícil mostrar una fe y confianza inquebrantable en el Señor, pues las adversidades nublan nuestro buen juicio y nuestro entendimiento. En esos momentos de aflicción, el enemigo envía sus ataques a través de dardos venenosos, para que dudemos en el poder de Dios. En nuestra debilidad, Satanás astutamente lanza sus ataques para que nos apartemos de nuestra fe y volvamos al antiguo camino de la perdición y el castigo eterno. David una y otra vez sufrió adversidades pero nunca cedió a la tentación de apartarse de los caminos de Dios, más bien, permanecía firme en su fe y extendía sus oraciones a Dios similares a esta: “Clamo al Dios Altísimo, al Dios que me brinda su apoyo. Desde el cielo me tiende la mano y me salva; reprende a mis perseguidores. ¡Dios me envía su amor y su verdad!” Salmos 57:2-3 NVI.

 

Aun en medio de las noches más obscuras y tenebrosas, el Señor está presente junto a sus siervos, brindándoles su cuidado y protección. Por eso el creyente, puede tener la seguridad de que si clama por ayuda al Señor en medio de sus tribulaciones, el Señor le responderá oportunamente, Él extenderá su mano salvadora desde el cielo y lo rescatará de sus aflicciones. David tenía esa plena confianza en el Señor a pesar de todo el peligro que estaba corriendo. En cierta ocasión, el salmista se estaba escondiendo de las manos de Saúl, ya que él lo buscaba para asesinarlo. En esa situación adversa, no dudó en el poder de Dios, y extendió su clamor al Señor para que lo salvara y lo rescatara de las manos de sus perseguidores.

 

Sin duda, para nadie es fácil mantener su confianza en el Señor en medio de las necesidades económicas, enfermedades o problemas familiares. Aun en esas situaciones adversas, al igual que David, debemos permanecer firmes en nuestra confianza en el Señor. No debemos dudar de su poder para brindarnos el oportuno socorro, pues si dudamos, le estaremos abriendo una puerta al enemigo para que pueda perturbar nuestra mente y alejarnos de nuestro caminar en Cristo. No permitamos que ninguna circunstancia adversa nos aleje del camino de la salvación y la vida eterna que tenemos en Cristo Jesús, más bien permanezcamos siempre firmes en nuestra fe, teniendo la certeza de que el Señor acudirá a nuestro clamor y extenderá su mano para salvarnos y liberarnos de cualquier aflicción que podamos estar atravesando.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x