• Jue. Jun 30th, 2022

NO MENOSPRECIEMOS LA SANGRE DEL PACTO

May 31, 2022
NO MENOSPRECIEMOS LA SANGRE DEL PACTO
Dentro del cuerpo de Cristo, existen personas que no viven en conformidad a la voluntad de Cristo Jesús. Ya que viven sin poner en práctica cada una de sus enseñanzas, las cuales se encuentran descritas en las Sagradas Escrituras. Al no poner en práctica las enseñanzas de Jesús, estas personas desobedecen la voluntad de su Señor, y menosprecian el Pacto que realizaron con Cristo al aceptarlo como su Señor y Salvador. Al menospreciar el pacto, menosprecian el sacrificio que el Hijo de Dios realizó en la cruz del calvario. Desobedecer la voluntad de Cristo, tiene consecuencias terribles en la vida del creyente y esto lo afirma el escritor de la epístola a los hebreos: “Pues ¿no creen ustedes que mucho mayor castigo merece los que pisotean al Hijo de Dios y desprecian su sangre, los que insultan al Espíritu del Dios que los ama? Esa sangre es la que confirma la alianza, y con ella han sido ellos consagrados.” Hebreos 10:29 DHH.
Los cristianos que, a pesar de conocer la voluntad de Cristo Jesús para sus vidas, y no las ponen en práctica, pisotean al Hijo de Dios y desprecian su sangre que fue derramada en el madero de su crucifixión. No poner en práctica la voluntad de Cristo es: pecar deliberadamente, es decir, quienes tienen al pecado como hábito en su vida. Para este tipo de cristianos ya no queda ningún sacrificio del cual se puedan beneficiar, sino solamente el juicio, ya que han pisoteado al Hijo de Dios, profanado su sangre y afrentado al Espíritu Santo, quien comunica el amor salvador de Dios.
Si menospreciamos a propósito el sacrificio de Cristo luego de haber entendido con claridad la enseñanza del evangelio del reino, no tendremos esperanza alguna de salvación porque Dios no ha provisto otro nombre bajo el cielo por el cual podamos ser salvos. Por eso, siempre tengamos presente que nuestro compromiso de obediencia y servicio a Dios, fue confirmado con la sangre de Cristo Jesús, pero si no ponemos en práctica nuestro compromiso de fe, estamos pecando deliberadamente y menospreciando la sangre del pacto. Para no ser partícipes de una condenación mayor en el final de los tiempos, dejemos de pecar deliberadamente, y empecemos a poner en práctica cada una de las enseñanzas de nuestro amado Señor.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x