Devocional

1 REYES 1

DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS.

41 Adonías y sus invitados escucharon la celebración y los gritos casi al terminar el banquete. Cuando Joab oyó el sonido del cuerno de carnero, preguntó: «¿Qué está pasando? ¿Por qué hay tanto alboroto en la ciudad?. 42 …cuando llegó Jonatán, hijo del sacerdote Abiatar. Entra le dijo Adonías … Seguramente traes buenas noticias. 43 ¡Para nada! respondió Jonatán. ¡Nuestro señor, el rey David, acaba de proclamar rey a Salomón! 45 y Sadoc y Natán lo ungieron rey en el manantial de Gihón. Acaban de regresar, y toda la ciudad está celebrando y festejando… 46 Es más, ahora mismo Salomón está sentado en el trono real como rey, NTV.

Israel estaba al final de los años dorados del reinado de David. El monarca hebreo tenía alrededor de setenta años de edad. Su salud se había deteriorado por la persecución que sufrió durante varios años por parte de Saúl. Por las múltiples batallas que luchó en contra de los ejércitos enemigos de Israel, y por su puesto por la rebelión de su hijo Absalón. Por su avanzada edad, las enfermedades que le aquejaban le tenían confinado en su habitación y postrado en su cama. Todo indicaba que su reinado de cuarenta años en Israel iba a terminar pronto y alguno de sus hijos iba a tomar su lugar.

En Israel todavía no había sido reconocida plenamente la ley de primogenitura monárquica, en la cual el hijo mayor debía suceder en el trono a su padre, por tal razón, existía la posibilidad de que el eterno Creador seleccionara al próximo gobernante de su pueblo, apartándose de esa manera de la ley monárquica que regía a los otros reinos de los pueblos antiguos. David no había tomado todavía la decisión de si acogerse a la ley monárquica o elegir por sí mismo a su sucesor en el trono de Israel.

Adonías era el cuarto hijo de David, él estaba acostumbrado a hacer lo que le parecía, como su padre era viejo y débil, este joven hermoso pero engreído aprovechó la debilidad de su padre. Decidió que iba a tomar el poder y que iba a ser el próximo monarca del pueblo hebreo. Con ese propósito, reunió un grupo de simpatizantes, entre ellos invitó a su rebelión a algunos comandantes del ejército hebreo y a líderes religiosos. Con su corte real conformada, se dirigió a la peña de Zohélet, y ofreció sacrificios al eterno Creador. En aquel lugar, Adonías se proclamó rey de Israel.

Tras los sacrificios, Adonías y todos los que le habían acompañado, compartíeron de un gran banquete, celebrando la instauración de un nuevo monarca en Israel. Cuando Natán supo de la conspiración de Adonías, rápidamente trató de detenerla. Era un hombre de fe y acción. Sabía que Salomón debía ser rey, y se movió con rapidez cuando vio a alguien tratando de usurparle el trono. Gracias a la acción de Natán, bajo las órdenes de David, el sacerdote Sadoc, el profeta Natán y a Benaía, llevaron a Salomón al manantial de Gihón y le ungieron como el nuevo monarca del pueblo hebreo. Los fuertes clamores que saludaban a Salomón como rey llegaron a oídos de los que participaban de la fiesta de Adonías en la cercana fuente de Rogel. Llegó entonces Jonatán y amargó la fiesta de Adonías y a los que estaban con él. Jonatán les informó de la coronación de Salomón y enfatizó que en ese mismo momento estaba sentado en el trono de David.

Queridos hermanos, Adonías quiso aprovecharse de la enfermedad de su padre para proclamarse como nuevo monarca del pueblo hebreo. Pero sus planes fraudulentos no tuvieron éxito, pues el eterno Creador tenía otros planes para la corona de Israel. El Señor resistió los deseos al altivo Adonías y entregó el reinado de Israel a su hermano Salomón. Hermanos, al igual que Adonías, muchas personas planifican como tomar el liderazgo a la fuerza sin el consentimiento de sus superiores, estas personas están destinadas a fracasar en su intento. Por eso, si anhelamos ocupar un puesto de liderazgo en algún trabajo o ministerio, seamos pacientes, no apresuremos las cosas, porque el Señor resiste a los soberbios y premia a los humildes de corazón.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *