Jesus Is Life

INFORME DE LABORES MINISTERIALES

INFORME DE LABORES MINISTERIALES

HECHOS 14:21 Después de predicar la Buena Noticia en Derbe y de hacer muchos discípulos, Pablo y Bernabé regresaron a Listra, Iconio y Antioquía de Pisidia, 24 Luego atravesaron nuevamente Pisidia y llegaron a Panfilia. 25 Predicaron la palabra en Perge y después descendieron hasta Atalia. 26 Por último, regresaron en barco a Antioquía de Siria, donde habían iniciado su viaje. Los creyentes de allí los habían encomendado a la gracia de Dios para que hicieran el trabajo que ahora habían terminado. 27 Una vez que llegaron a Antioquía, reunieron a la iglesia y le informaron todo lo que Dios había hecho por medio de ellos y cómo él también había abierto la puerta de la fe a los gentiles. 28 Y se quedaron allí con los creyentes por mucho tiempo. NTV.

Los informes de labores realizadas por los trabajadores son importantes para una empresa, ya que estos informes demuestran la actitud eficiente de los empleados, y no solo eso, sino que también son útiles para promover a cargos superiores a los mejores empleados, así como también para elevar los sueldos. Así como los informes de labores realizadas son importantes en el ámbito secular, también lo es en el ámbito ministerial cristiano, ya que estos informes son útiles para conocer la marcha de los diferentes ministerios de la iglesia, y si fuese necesario para realizar los correctivos pertinentes y así todos los ministerios se encaminen para servir a Dios con excelencia. El apóstol Pablo y Bernabé como siervos diligentes de Cristo, tras culminar su obra misionera se presentaron ante la iglesia para dar el informe de las labores misioneras realizadas.

Tras la imposición de manos, Pablo y Bernabé viajaron por diferentes ciudades de la región de Antioquía, y otras regiones cercanas. A cada ciudad que llegaban, compartieron el evangelio a los judíos primeramente y luego a los gentiles. Gracias a la acción divina del Espíritu Santo en el corazón de los hombres y mujeres nativos de estas ciudades, muchos aceptaban el mensaje de salvación y entregaban sus vidas a Cristo. Con los nuevos redimidos, Pablo y Bernabé plantaban nuevas iglesias, capacitaban en las Escrituras a los nuevos miembros de la iglesia para que luego ellos discipulen a los nuevos miembros, y de la misma manera para que ellos asuman roles de liderazgo de la iglesia cuando los apóstoles se marchasen de la ciudad para continuar sus labores misioneras en otras ciudades, pueblos y aldeas.

Tras plantar nuevas iglesias en diferentes ciudades, pueblos y aldeas que habían visitado con el mensaje de la salvación y vida eterna, Pablo y Bernabé emprendieron su regreso a la iglesia de donde habían partido para cumplir esta obra misionera delegada por el Espíritu Santo de Dios. En su viaje de regreso, los apóstoles pasaron más tiempo en Perge y allí predicaron la Palabra. Luego fueron al oeste en dirección a Atalia, puerto principal que enviaba mercancías desde Asiria a Siria y Egipto. Allí encontraron una nave que los llevaría a Seleucia, puerto de Antioquía de Siria donde estaba su iglesia local. Una vez que regresaron a casa, reunieron a todos los miembros de la iglesia de Antioquía para que oyesen el relato de las labores misioneras que habían desplegado en las diferentes ciudades, pueblos y aldeas. Una vez reunida la iglesia, Pablo y Bernabé con una encomiable modestia cristiana, refirieron cuán grandes cosas había hecho Dios con ellos, y cómo había abierto Dios la puerta de la fe a los gentiles. No era lo que ellos habían hecho para Dios, sino lo que a Dios le había agradado hacer por medio de ellos. El creyente no es quien obra para el Señor, sino que el Señor, es quien obra por medio del creyente para que Su palabra llegue al corazón de las personas inconversas y así sean transformadas por el poder del Espíritu Santo, para que acepten el evangelio y decidan entregar sus vidas a Cristo.

Queridos hermanos. Pablo y Bernabé al presentarse ante la iglesia local, no se jactaron de los logros que habían obtenido al proclamar el evangelio en las diferentes ciudades, pueblos y aldeas que habían visitado, sino que con modestia informaron lo que Dios había hecho a través de ellos. En su informe a la iglesia, dieron énfasis especialmente en la entrada de los gentiles al reino de Dios mediante la fe en Jesucristo, sin tener que llegar a ser judíos primero. Hermanos. Presentar un informe de labores ministeriales no debe ser solo de los misioneros o de los pastores, sino de todos los que estamos al frente de un ministerio cristiano. Todos los líderes cristianos sin excepción debemos presentar el informe de nuestras labores ministeriales a toda nuestra congregación, y así ellos estén al tanto de lo que Dios está haciendo por medio de nosotros.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x