Jesus Is Life

OFRENDAS DE GRATITUD

OFRENDAS DE GRATITUD.

EZEQUIEL 45:13 Tendrán que pagarle al príncipe el siguiente impuesto: una canasta de trigo o cebada por cada sesenta que cosechen, 14 el uno por ciento de su aceite de oliva 15 y una oveja o cabra por cada doscientas que haya en los rebaños de Israel… 16 Todo el pueblo de Israel debe contribuir y llevar esas ofrendas al príncipe. 17 Al príncipe le corresponderá proveer las ofrendas que se entregan en los festivales religiosos… Él también proveerá las ofrendas por el pecado, las ofrendas quemadas, las ofrendas de grano, las ofrendas líquidas y las ofrendas de paz, para purificar a los israelitas y así hacerlos justos ante el SEÑOR. NTV.

En el presente, existen comunidades cristianas alrededor del mundo, que la mayoría de sus miembros viven de la agricultura y la crianza de animales, pero no a gran escala. En estas comunidades cristianas, las familias suelen presentar sus ofrendas y diezmos a Dios de lo que han logrado cosechar o producir en sus terrenos o parcelas. Presentan ofrendas y diezmos de granos, cereales, tubérculos y otros productos agrícolas. Además, ofrecen al Señor, las primeras crías de sus animales, como terneros, cerdos, ovejas, cabras, gallinas entre otros animales. Las prácticas de estas comunidades cristianas, tienen alguna similitud o semejanza con la ordenanza que el Señor le dio al profeta Ezequiel una vez que terminó por mostrarle todo el complejo del nuevo templo de Jerusalén, para que las transmita a todos sus compatriotas.

Después de haberle mostrado al profeta Ezequiel los diferentes rincones de la ciudad y el templo de Jerusalén con las medidas exactas, de haber ordenado en el servicio a los sacerdotes descendientes de Sadoc como los únicos que podrían servir en el templo, de recordarle el cuidado que debían tener los sacerdotes con sus vestimentas de servicio, de dar un mensaje de advertencia para que el pueblo y los gobernadores se aparten de la maldad y el pecado, el Señor de los Ejércitos Celestiales le habló acerca de la ofrenda que debían presentar los habitantes de la nación a su príncipe. Las ofrendas debían ser de todo lo que ingresara a sus hogares, en conformidad como el Señor los había bendecido en el año.

Estas ofrendas serían como un impuesto que debían presentar al príncipe de la nación, ya que el iba a ser el encargado de proveer las ofrendas a Dios en todas las festividades religiosas de la nación. También sería el proveedor de las ofrendas por el pecado, las ofrendas quemadas, las ofrendas de grano, las ofrendas líquidas y las ofrendas de paz, para que los israelitas sean purificados y hechos justos ante el SEÑOR. El príncipe iba a ser el único proveedor para todas las ofrendas demandadas por el Señor y entregadas a los sacerdotes para que cumplan con los respectivos rituales de purificación de todos los habitantes de la nación hebrea.

Los Israelitas debían presentar sus ofrendas en gratitud a las bendiciones que había recibido de las manos del Señor a lo largo del año, bendiciones como el bienestar y la salud de sus familiares. En la actualidad, Dios sigue derramando sus bendiciones en la vida de cada uno de sus hijos y sus familiares. Dios les cuida, protege, sana, les da las fuerzas para que trabajen, la sabiduría para que administren sus negocios y hogares. Dios les da todo eso y mucho más. Y entonces: ¿Por qué se olvidan de ser gratos con el Señor? ¿Por qué no ofrendan en conformidad a las bendiciones recibidas? No es que el Señor necesite ofrendas para hacer sus obras, los creyentes son los que necesitan de Él. Los creyentes son los que necesitan de sus bendiciones y las ofrendas son una muestra de gratitud hacia Él, por todo lo que ha hecho en sus vidas.

Queridos hermanos. En el pasado, el pueblo hebreo fue instruido para que presenten sus ofrendas para que sus pecados sean perdonados, pero en la actualidad, nuestras ofrendas no son para el perdón de nuestros pecados, debido a que Jesucristo se entregó así mismo en la cruz para que nosotros seamos perdonados de nuestra vida de maldad y pecado. Nuestras ofrendas son para que la palabra del Señor siga llegando al corazón de más personas que no han encontrado el perdón a sus pecados. Hermanos. Gracias al corazón agradecido de muchos creyentes que ofrendaron para el crecimiento de la obra del Señor, el mensaje de la salvación llegó a nuestras vidas. Si apreciamos esta dádiva recibida, agradezcamos a Dios de todo corazón y contribuyamos con nuestras ofrendas para que el evangelio siga llegando a más personas alrededor del mundo.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x