Jesus Is Life

CRISTO Y SU EVANGELIO

CRISTO Y SU EVANGELIO

Con el surgimiento de la reforma protestante, también surgieron un sinfín de denominaciones cristianas evangélicas alrededor de todo el mundo. Cada una de estas denominaciones tienen sus propias declaraciones de fe que les distinguen de las otras, pero la mayoría de ellas comparten la esencia de la doctrina fundamental del protestantismo. Cada denominación es más fuerte en un país, en una región o en un continente que otra, pero gracias al esfuerzo de todas ellas, el evangelio de Cristo Jesús está llegando a todas las personas del mundo, sin importar a que grupo étnico pertenezcan. A parte de estas denominaciones cristianas reconocidas, también existen comunidades cristianas evangélicas que no son parte de estas denominaciones, pero que contribuyen con la predica de las enseñanzas de las Sagradas Escrituras.

A las comunidades cristianas evangélicas que no son parte de las grandes denominaciones, no hay que impedirles que sigan adelante compartiendo el mensaje de la salvación y la vida eterna, porque los que no están contra la tarea evangelística, están a su favor. Esto lo dio a entender Cristo Jesús a sus discípulos que trataban de impedir que otros que no eran de su círculo, obren en favor de la causa del reino, Juan le dijo a Jesús: “Maestro, vimos a alguien usar tu nombre para expulsar demonios, pero le dijimos que no lo hiciera porque no pertenece a nuestro grupo. Pero Jesús le dijo: ¡No lo detengan! Todo el que no está en contra de ustedes, está a su favor.” Lucas 9:49-50 NTV.

Entre los creyentes con regularidad existe el recelo de que otras personas o cristianos que no sean parte de nuestro círculo cristiano, compartan el evangelio de la salvación y la vida eterna. Esta preocupación tiene un fundamento, ya que han existido y existen grupos que aparentan ser seguidores de Cristo, pero que en verdad no lo son, pues tuercen el evangelio y confunden a las personas con sus enseñanzas, y los llevan a la perdición. Esta intranquilidad también se puede dar cuando pensamos que solo nosotros tenemos la verdad en cuanto a la enseñanza del evangelio de Cristo, y que los otros posiblemente estén en un error doctrinal y pueden llevar a las personas a la condenación eterna.

Antes de oponernos a que otras personas o cristianos compartan el evangelio del reino, debemos conocer a fondo las enseñanzas que están compartiendo, si las enseñanzas están en conformidad a las Sagradas Escrituras, no debemos oponernos a que sigan adelante con esa tarea pese a que no sean parte de nuestro círculo cristiano o denominación. En su lugar debemos alentarlos para que sigan adelante con esa tarea, porque los que no está en contra de nuestra acción evangelística, está a favor de la causa de Cristo y su evangelio.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x