Jesus Is Life

ENAMORE A SU CÓNYUGUE.

CANTAR DE LOS CANTARES 7:1 Princesa mía, lucen bellos tus pies en las sandalias. Las curvas de tus caderas son la obra maestra de un experto joyero. 2 Tu ombligo es una copa llena del mejor vino. Tu vientre, un montón de trigo rodeado de rosas. 3 Tus pechos son dos gacelas, 4 tu cuello me recuerda a una torre de marfil. Tienen tus ojos el brillo de los manantiales de Hesbón. Afilada es tu nariz, como la torre del Líbano orientada hacia Damasco. 5 Tu cabeza sobresale como la cumbre del monte Carmelo; hilos de púrpura parecen tus cabellos; ¡cautivo de tus rizos ha quedado el rey! 6 ¡Eres muy bella, amada mía! ¡Eres una mujer encantadora! TLA.

Cada día el amor tiene que ser alimentado, con un pequeño gesto de amor, como son las caricias, o las palabras dulces que demuestren sus sentimientos de amor. Un sincero te quiero, te amo, eres lo más importante para mí. También pueden ser palabras que resalten la belleza y la hermosura, o palabras que resalten su atractivo físico, o palabras que resalten las cualidades y virtudes del ser amado. Cada día el cónyuge debe estremecer a su pareja con estos pequeños gestos, pero indispensables en una relación matrimonial. A pesar de que lleven muchos años de casados deben tratar de enamorar a su pareja constantemente. Nunca deben dar por sentado que su pareja sabe las cosas que usted siente por ella y que no hace falta expresarlo. Muchas parejas después de algunos años de vida matrimonial se han separado por la falta de interés del uno o del otro en alimentar el amor. Parejas después de compartir bellos y hermosos momentos han dado por terminado la relación por no haber sabido expresar el amor que sienten. El amor necesita ser alimentado constantemente, cada día. El cuerpo humano cuando no es alimentado se debilita y si no es alimentado por varios días, el cuerpo muere por falta de nutrientes, de igual forma sucede con el amor, cuando el amor conyugal no se alimenta, se debilita y muere.

Salomón no quería que el amor entre él y la Sulamita muriera, por eso, constantemente alimentaba ese amor a través de dulces y bellas palabras que realzaban la hermosura y la belleza de su amada. Cada palabra que pronunciaba el monarca, la engalanaba, la enaltecía para que ella cada día se enamorara más y más de él y así no perder nunca su amor. El sabio Salomón entendía que el amor debe ser alimentado constantemente, y que él debía dar ese paso para que el amor perdurara eternamente. Salomón exaltó la belleza y la hermosura de su amada, dando un retrato completo de los encantos físicos de ella, comparándola a los lugares famosos de su gran reino: Hesbón, Bat-rabim, Damasco y el monte Carmelo. En su descripción, Salomón resalta cada una de las partes físicas de su amada, empezando por los pies para terminar con la cabeza. Al terminar su alabanza es vista perfecta ante sus ojos. La descripción que hace el enamorado esposo es cruda y primitivista, en consonancia con los gustos poco refinados de la época. Luego de elogiar el atractivo físico de su amada, Salomón le dedicó dulces palabras reafirmando su hermosura y belleza sin igual, y resaltando el encanto que tenía.

Queridos hermanos. El hecho de que el eterno Creador incluya estos pasajes en su bendita Palabra, demuestra que la atracción física entre un hombre y una mujer son agradables ante sus ojos. De hecho, la belleza es un don de Dios el Creador. Él con su infinito poder, entretejió cada una de las partes y estructuras del cuerpo humano. El Creador hizo al hombre y a la mujer con diferentes atributos físicos para que se atraigan mutuamente. Independientemente de la apariencia natural creado por Dios, tanto el hombre como la mujer deben tratar de lucir lo mejor posible, especialmente para atraer a su cónyuge, pero esto no debe sobrepasar lo que dicta las Sagradas Escrituras, porque en la actualidad, el mundo enfatiza excesivamente la apariencia física, tratando de que hombres y mujeres vayan en busca de la perfección a través de la cirugía estética. La apariencia física no es todo, pues la Biblia enseña que los dones espirituales son mucho más valiosos y duraderos que el cuerpo físico. Hermanos. Conforme el matrimonio madura, debe haber más amor y libertad entre los cónyuges. La seguridad del amor verdadero, dará a ambos cónyuges la libertad de iniciar los actos de amor y expresar sus verdaderos sentimientos. Engalanar o exaltar la belleza de su pareja no es solo del hombre o de la mujer, exaltar la belleza de su pareja, es cuestión de los dos. Todos los días exprésense con palabras o actos el amor que sienten el uno por el otro, hagan sentir a su pareja que la aman y la desean tal como en los primeros días de su noviazgo. Exalten la belleza física del uno y del otro y de la misma forma las virtudes que poseen.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x