Jesus Is Life

LA SABIDURÍA PUEDE SER HALLADA

LA SABIDURÍA PUEDE SER HALLADA.

ECLESIASTÉS 7:23 Siempre hice todo lo posible para que la sabiduría guiara mis acciones y mis pensamientos. Me dije: Me propongo ser sabio, pero no funcionó. 24 La sabiduría siempre está lejos y es difícil de encontrar. 25 Busqué por todas partes, decidido a encontrarla y a entender la razón de las cosas. Me había propuesto demostrarme a mí mismo que la maldad es una tontería y la insensatez, una locura. NTV.

Desde tiempos remotos, la sabiduría ha sido muy anhelada por el hombre, por eso a lo largo de las épocas de este mundo, han tratado de encontrarla. Pero en su búsqueda, no han encontrado la verdadera sabiduría, más que el conocimiento del funcionamiento de algunas cosas bajo el sol. Algunos hombres al adquirir un poco de conocimiento, se han contado entre sabios, afirmando de esa manera que ellos tienen las respuestas para las diferentes inquietudes que puede tener la humanidad. El conocimiento del porqué de las cosas no es la verdadera sabiduría que procede de Dios, pues la verdadera sabiduría se encuentra en las páginas de las Sagradas Escrituras, se encuentra en el temor de Dios, por eso esta sabiduría es algo inalcanzable para el hombre que no tiene una estrecha relación con Dios.

Salomón a pesar de que recibió la sabiduría de parte de Dios, afirma que la sabiduría divina siempre está lejos y es difícil encontrarla. El sabio hizo todo lo posible para que la sabiduría guiara sus acciones y sus pensamientos, pero al no poder hacerlo, se dio con intensidad a la tarea de la búsqueda de la verdadera sabiduría que procedía de lo alto. Con ese profundo anhelo, investigó juiciosamente la obra realizada por el eterno Creador del universo, por ver si descubría las leyes divinas que regulan cada uno de los acontecimientos que en él se daban. Aquellos conocimientos le permitirían asegurar el éxito de sus empresas; pero esos profundos conocimientos divinos permanecen misteriosas al hombre, no quedándole otra actitud prudente que someterse con docilidad al gobierno de Dios sobre el mundo. Ni por mas esfuerzos que realice el hombre, jamás alcanzará la sabiduría divina si no está en estrecha relación con Dios.

El hombre trata de alcanzar la sabiduría con las intenciones de encontrar las respuestas a todas las preguntas existentes en este universo. Ellos anhelan tener la respuesta para todo, no para ayudar al mundo en su desarrollo, sino para jactarse de sus conocimientos infinitos. El hombre con un corazón jactancioso, jamás encontrará la verdadera sabiduría, ya que la sabiduría le pertenece a Dios, y Él, no la compartirá con aquellos que traten de quitarle la gloria, la honra y la alabanza que solo a Él le pertenecen. El hombre jactancioso jamás alcanzará la sabiduría de lo alto.

Salomón buscó la sabiduría por todas partes, para tratar de entender la razón de las cosas, y para demostrarse a sí mismo que la maldad es una tontería y la insensatez, una verdadera locura. Salomón con esta investigación quiso corroborar que el comportamiento del hombre no era adecuado, que Dios no creó al hombre para que sea malo e insensato, sino para todo lo contrario. Dios creó al hombre para que sea bueno y prudente en toda su vida. Por eso, Jesucristo al ver que toda la humanidad se había pervertido de los propósitos divinos, en sus enseñanzas estableció como base o fundamento de la nueva ley: el amor, la bondad y la misericordia con su prójimo.

Queridos hermanos. Las explicaciones que sí existen de las cosas que suceden en este mundo son remotas, inaccesibles y muy profundas. El mundo está lleno de grandes enigmas. El reino de lo desconocido aún queda por explorar. Estamos rodeados de misterios e interrogantes sin respuestas aparentes. Las respuestas a todas las interrogantes existentes serán resueltas cuando el hombre se encuentre cara cara con su creador. Mientras eso no suceda, miles de hombres seguirán tratando de alcanzar la sabiduría sin ninguna clase de éxito, ya que lo seguirán buscando en lugares incorrectos. Hermanos. La verdadera sabiduría no está tan lejos de lo que pensamos, la sabiduría que proviene de lo alto está cerca de nosotros, y está esperando ser hallada. La sabiduría se encuentra en las páginas de las Sagradas Escrituras de acuerdo con Deuteronomio 30:11–14, la Palabra de Dios “no es demasiado difícil… Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.” La Palabra de Dios es la clave para que encontremos la sabiduría, porque a través del estudio profundo de Ella, aprenderemos a vivir en el temor de Dios.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x