Jesus Is Life

LOS PLANES DE DIOS SON PERFECTOS

LOS PLANES DE DIOS SON PERFECTOS.

ECLESIASTÉS 6:9 Disfruta de lo que tienes en lugar de desear lo que no tienes; soñar con tener cada vez más no tiene sentido, es como perseguir el viento. 10 Todo ha sido decidido. Ya se sabía desde hace tiempo lo que cada persona habría de ser. Así que no sirve de nada discutir con Dios acerca de tu destino. NTV.

“Más vale pájaro en mano que cien volando”. Este es un refrán muy popular, que valoriza todo aquello que es seguro, que aquello que es incierto. Vale tener poco ya seguro en las manos, que anhelar tener muchas cosas buenas por el mundo que no están aseguradas en la mano y que se pueden desvanecer fácilmente en cualquier momento. En muchas ocasiones, el hombre por el deseo de tener siempre más, no toma en cuenta las enseñanzas de este refrán. Enfocado en su ambición, no disfruta de las cosas ya seguras que tiene en sus manos, y va en busca de esa fortuna. Dejar de disfrutar de las cosas que se tiene, y soñar con las cosas que no se tiene, no tiene sentido, es como perseguir el viento.

A veces los creyentes al igual que la mayoría de los inconversos, no están conformes con las bendiciones que Dios ha derramado en sus vidas, no están conformes con sus trabajos, con el sueldo, con su empresa, con su casa, o con sus bienes. Siempre están deseando tener algo más. Por buscar ese algo extra, el hombre descuida las cosas que ya tiene, no se abarca para estar pendiente de sus posesiones y lo termina perdiendo todo. Dios en su divina sabiduría, dio a cada uno de sus hijos lo que realmente necesita y lo que puede administrar. Desear tener algo extra, en si no es malo, pero no aprovechar lo que ya se tiene, eso si es malo, porque es menospreciar las bendiciones que Dios con tanto amor le ha dado.

El sabio Salomón, llama la atención a todos aquellos hombres que menosprecian las cosas que tienen en sus manos, y van tras algo incierto, algo que posiblemente jamás puedan conseguir. Dios en su soberanía, ha dispuesto de ante mano todas las bendiciones que cada hombre recibirá a lo largo de su vida. Si Dios ya estableció las cosas que obtendrá cada hombre, el hombre ni trabajando de sol a sol sin descansar los 365 días del año, va a conseguir más de lo que Dios ha establecido para su vida. Por eso en vez de enfrascarse en conseguir algo que nunca poseerá, debe aprovechar el tiempo y disfrutar de las cosas que Dios ya le ha dado.

Desde la eternidad, todo ha sido establecido. Dios ha decidido de antemano lo que cada hombre iba a ser y las posesiones que iba a tener. Así que no sirve de nada de que el hombre trate de discutir con Dios acerca de su destino. Dios es el supremo creador del mundo por eso conoce y dirige todo lo que sucede en él. El hombre es parte de Su creación y existe porque Dios quiso que existiera, y hasta puso el nombre a cada uno según su beneplácito. Él tiene las riendas de su vida, aunque a veces no lo parezca. El hombre, como ser creado por Dios, resulta muy tonto que trate de luchar contra su Creador para cambiar en algo el destino que se le ha dado, porque el Creador es más fuerte que su creación. El conoce cada parte de su ser, conoce sus pensamientos más profundos, Él conoce su futuro, luchar contra Él solo le causaría problemas. Al hombre no le queda más remedio que aceptar los designios de Dios para su vida, y humildemente reconocer que los designios de su Creador siempre serán agradables y perfectos.

Queridos hermanos. Desde la eternidad, Dios ha establecido el destino para cada hombre, y ningún hombre podrá cambiar esa realidad a pesar de que se esfuerce mucho por hacerlo. En vano el hombre podrá tratar de acumular riquezas, si Dios a dispuesto todo lo contrario, por eso en vez de afanarse por algo que no tiene, mejor le es que disfrute de las cosas que Dios ya le ha dado. Hermanos. No perdamos el tiempo buscando algo que Dios no tuvo planificado para nosotros. Mas bien, disfrutemos al máximo de las cosas que ya tenemos y poco a poco Dios nos seguirá bendiciendo conforme a la administración que demostremos de lo que ya poseemos. Dios en su soberanía ya decidió lo que vamos a ser y lo que vamos a tener en nuestra vida, por eso aceptemos con alegría los designios de Dios, Él sabe lo que es bueno para cada uno de nosotros y sus planes siempre son agradables y perfectos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x