Jesus Is Life

AYUDEMOS A LOS NECESITADOS

Velar por las necesidades físicas y espirituales de las personas, fueron los enfoques primordiales de la iglesia naciente de Cristo, pero con el pasar de los tiempos estos enfoques se han ido perdiendo en la mayoría de las iglesias cristianas. Por eso en el presente, la mayoría de las iglesias solo están preocupadas en la parte espiritual de las personas, planifican un sin número de estrategias para llevar el evangelio de Cristo a los rincones más apartados del mundo. Con este enfoque espiritual, han dejado a un lado las necesidades físicas de las personas. A los seguidores de Cristo que solo se preocupan por la parte espiritual de las personas, el apóstol Santiago les exhorta: Si alguien no tiene ropa ni comida, y tú no le das lo que necesita para abrigarse y comer bien, de nada le sirve que tú le digas que te vaya bien, abrígate y come hasta que te llenes». Santiago 2:15-16 TLA.

Velar por las necesidades espirituales de las personas, es de gran importancia para las iglesias cristianas, porque solo cubriendo esas necesidades se puede llevar a las personas a los pies de Cristo, para que encuentren la salvación para sus almas. Bajo esta perspectiva, un gran número de cristianos al ver a las personas pasar por necesidades físicas se acercan a ellas y les alientan a seguir confiando en el Señor y les dan palabras de bendiciones, pensando erróneamente que con eso ya han hecho algo para ayudar al necesitado. Sin duda, es importante alentar a las personas a que mantengan su fe y esperanza en el Señor, pero esas palabras de bendición no sirven de nada si las personas están pasando por una situación terrible de necesidad, porque las palabras de aliento, no van a saciar el hambre que puedan tener, ni tampoco les van abrigar para aguantar el frío.

La ayuda a las personas debe ser de manera íntegra, nosotros como seguidores de Cristo debemos velar por las necesidades físicas y espirituales de las personas, porque al satisfacer primero sus necesidades físicas, las personas estarán abiertas a escuchar el evangelio de Cristo que les expongamos. Además, empezarán a confiar en el Señor, ya que habrán palpado en carne propia que el Señor tiene el poder para satisfacer cualquier necesidad física que puedan tener. Si vemos a una persona que está atravesando por una necesidad física, no es suficiente que le digamos: que el Señor te provea para satisfacer tus necesidades, más bien, antes de pronunciar palabra alguna, y si está en nuestras posibilidades, extendamos nuestras manos, ayudémosles a sustentar sus necesidades físicas, así, las personas podrán confiar en el sustento y la provisión del Señor para cubrir sus requerimientos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x