Jesus Is Life

DAR CON GENEROSIDAD

Dic 24, 2021

DAR CON GENEROSIDAD.

ESDRAS 2:2 Este es el total de los hombres de Israel que regresó del destierro: 64 … un total de cuarenta y dos mil trescientas sesenta personas regresaron a Judá, 65 además de siete mil trescientos treinta y siete sirvientes y doscientos cantores, tanto hombres como mujeres. 68 Cuando llegaron al templo del SEÑOR en Jerusalén, algunos de los jefes de familia entregaron ofrendas voluntarias para la reconstrucción del templo de Dios en su sitio original, 69 y cada jefe dio todo lo que pudo. NTV.

Bajo el edicto del rey Ciro, unos 50,000 descendientes del pueblo judío regresaron del cautiverio a sus tierras de origen. Entre los que regresaron del destierro, se encontraban hombres y mujeres de la tribu de Judá y Benjamín. Además, sacerdotes, sirvientes, cantores, y porteros, tanto hombres como mujeres de la tribu de Leví. Este número fue sin duda mucho menor que el total que pereció o que los asirios y babilonios deportaron del reino hebreo. Sin embargo, este número de israelitas, iba a ser un buen comienzo para la reconstrucción de la nación judía. Los que habían retornado a Jerusalén en esta ocasión representarían el remanente fiel que estaría dedicado a los intereses del reino de Dios.

La reconstrucción del templo era el objetivo primordial del primer retorno bajo Zorobabel, el primer paso para iniciar con esta reconstrucción era proveer los medios para la adquisición de los materiales para la edificación. Por eso, una vez que el pueblo estuvo en el lugar donde antes Salomón había construido el magnífico templo para el eterno Creador. Judá mostró su agradecimiento a Dios por haberles permitido regresar del cautiverio a sus tierras. Algunos de los jefes de familia entregaron ofrendas voluntarias para la reconstrucción del templo de Dios en su sitio original.

El remanente en lugar de pensar que le hacían un favor a Dios al dejar su hogar en Babilonia, los miembros del pueblo reconocieron el gran privilegio que significaba poder participar en la construcción del templo del Señor, por eso, voluntariamente dispusieron sus corazones para participar de la construcción a través de los recursos que Dios había puesto en sus manos. Conforme progresaba la reconstrucción del templo, todos contribuían libremente, con ofrendas de acuerdo con sus habilidades. Algunos pudieron dar regalos cuantiosos y lo hicieron con generosidad. Se requería el esfuerzo y la cooperación de todos para concluir con éxito la reconstrucción del templo.

A menudo, la mayoría de los cristianos limitan sus ofrendas al diez por ciento de sus ingresos. Sin embargo, el apóstol Pablo en su segunda carta a los Corintios capítulo 8 versículo 12; hace énfasis en que se debe dar de corazón todo lo que uno pueda dar. El verdadero cristiano debe dejar que la cantidad de su ofrenda sea decidida por el llamado de Dios de dar generosamente, no por la cantidad de sobrantes.

Queridos hermanos, al llegar al lugar donde antes se había edificado el templo, brotó en el corazón del pueblo judío su piedad, patriotismo y agradecimiento a Dios, por eso, antes de tomar alguna medida para proporcionar para sí y sus familias alguna comodidad, los principales de entre ellos levantaron una grande colecta en contribuciones voluntarias, para la restauración del templo. Hermanos, el pueblo judío contribuyó generosamente para la obra de Dios. Nuestras ofrendas como creyentes del Nuevo Testamento se deben basar en el mismo principio. El principio de la generosidad y el amor por la obra de Dios. Las palabras del apóstol Pablo se aplican a los creyentes de todos los tiempos, en especial a cada uno de nosotros; _“Cada uno debe decidir en su corazón cuánto dar. Y no den de mala gana ni bajo presión, porque Dios ama a la persona que con alegría”_ 2 Corintios 9:7.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x