• Jue. Jun 30th, 2022

1 REYES 16

Ago 10, 2021

DIOS LEVANTA A SUS SIERVOS.

1 El SEÑOR le dio el siguiente mensaje al rey Baasa mediante el profeta Jehú, hijo de Hanani: 2 Yo te levanté del polvo para hacerte gobernar a mi pueblo Israel, pero tú seguiste el mal ejemplo de Jeroboam. Has provocado mi enojo al hacer pecar a mi pueblo Israel. 3 Así que ahora yo te destruiré a ti y a tu familia, tal como destruí a los descendientes de Jeroboam, hijo de Nabat. NTV.

Muchas sectas religiosas del mundo, promueven el amor y la misericordia de Dios sobre todas las cosas, y desechan por completo su justicia. Pues alegan que un Dios es un ser amoroso y no puede enviar reprenda en contra de su creación, bajo este pensamiento, pasan por alto varios pasajes de la Biblia que hablan de la justicia de Dios en contra de los pecadores. Dios es un dios justo y su justicia prevalecerá en contra de los que resisten andar en conformidad a su palabra. A lo largo de la Biblia, el eterno Creador decreta juicios en contra de los que desobedecen sus mandamientos y andan en conformidad a sus corazones. En el pasado, Baasa, el monarca del reino del norte, provocó la ira del eterno Creador ocasionado de esa forma su propia destrucción y de su descendencia.

El eterno Creador levantó a Baasa para que gobernara el reino del norte, sucediendo en el trono a Jeroboán, pero Baasa al estar en el trono de Israel no dio méritos al eterno Creador, pues en su corazón sentía que su posición actual, era gracias a su fuerza, pues había accedido al trono mediante la fuerza, asesinando a los descendientes de Jeroboam, principales sucesores al trono. Pero la verdad fue que Dios había permitido todos estos acontecimientos para que Baasa sea gobernante de Israel. Dios es el que pone a los reyes y sin su voluntad nada ocurre a pesar de que el hombre pueda esforzarse para lograrlo.

Sin Dios en su corazón, Baasa, gobernó el reino del norte en conformidad a los deseos pecaminosos, promoviendo la práctica idolátrica en toda la nación, apartándose por completo de los mandamientos y decretos establecidos por el Creador. para los monarcas de Israel, al igual que había hecho su predecesor Jeroboam. Todos estos actos reprochables provocaron la ira de Dios.

Un profeta llamado Jehú anunció a Baasa que, por haber seguido en la idolatría de Jeroboam, su posteridad sufriría un fin similar. Dios había destruido a los descendientes de Jeroboam por sus grandes pecados y aun así Baasa había repetido los mismos errores. No aprendió del ejemplo de aquellos que estuvieron antes que él. No se detuvo a pensar que su pecado sería castigado al igual que Jeroboam fue castigado por los suyos.

Queridos hermanos, Dios había levantado a Baasa para que gobernara a su pueblo, pero una vez en el poder, Baasa se olvidó de Dios y de sus decretos. Llevó al pueblo a la idolatría más que sus predecesores, provocando de esa forma la ira del Señor sobre su vida y la de su familia. Al igual que Baasa, muchas personas cuando ascienden en sus puestos de trabajo, o consiguen logros importantes, no dan méritos a Dios, pues piensan que sus logros fueron gracias a sus esfuerzos y no por la ayuda divina o de alguien más. Hermanos, debemos tener siempre presente, que es Dios quien pone a los líderes en su puesto, sea en el ámbito secular o ministerial. Y también, es Él quien promueve en los puestos de trabajo, nada de lo que logremos es por nuestros méritos, ni por nuestras fuerzas. Ante cualquier ascenso en nuestro puesto de trabajo, siempre debemos glorificar a Dios, pues si empezamos a atribuirnos los logros obtenidos, correremos el peligro de apartarnos de la voluntad de Dios para nuestras vidas y seremos merecedores de sus justos juicios.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x