Devocional

1 REYES 9

TEMPLOS VIVIENTES.

2 … el SEÑOR se le apareció a Salomón por segunda vez… 3 … le dijo: He oído tu oración y lo que me pediste. He apartado este templo para que sea santo, este lugar que has construido, donde mi nombre será honrado para siempre. Lo vigilaré sin cesar, porque es muy preciado a mi corazón. 4 En cuanto a ti, si me sigues con integridad y rectitud como lo hizo tu padre David y obedeces todos mis mandatos, decretos y ordenanzas, 5 … estableceré tu dinastía en el trono de Israel para siempre. 6 Pero si tú o tus descendientes me abandonan … y rinden culto a otros dioses, 7 entonces desarraigaré a Israel de la tierra que le he dado… NTV.

Una vez que el templo fue dedicado el eterno Creador se le apareció a Salomón por segunda vez, para darle la seguridad de que sus oraciones habían llegado a su presencia, y confirmarle que aceptaría el templo como su casa, y que pondría su nombre en ella para siempre. Dios, no está atado a cuatro paredes, Él con Su presencia llena el cielo y la tierra. No obstante, de todas las ciudades del mundo Dios escogió a Jerusalén como el lugar donde él iba a poner su nombre salvador. Dios a través de su respuesta a Salomón, le aseguró a él y a su pueblo que moraría en medio de ellos, derramando de su cuidado y protección. Es cierto que Dios morará en un templo en Jerusalén, cuando el Señor Jesús venga para establecer su reino mundial. Mientras tanto, Dios mora en el templo del cuerpo del creyente y de su iglesia.

El Creador también le aseguró al monarca hebreo, que siempre alguien de su descendencia ocuparía el trono de su padre David. Pero la promesa de permanencia perpetua de un descendiente de Salomón en el trono de Israel, tenía una condicionante: Salomón y todo el pueblo hebreo debían confesar sus pecados de todo corazón y confiar sinceramente en Dios como lo había hecho David, solo entonces, uno de sus descendientes iba a gobernar por siempre sobre Israel. Dios: solo cumplió, cumple y cumplirá sus promesas, en la vida de las personas que lo aman y andan en conformidad a su palabra.

Pero si Salomón y su descendencia entregaban su corazón a los ídolos, entonces Dios mandaría al pueblo al cautiverio, destruiría la ciudad y el templo de Jerusalén, pondría a Israel por proverbio y refrán entre los gentiles. El templo estaría en ruinas, y el que visitara aquel lugar se burlaría de la desolación. El Templo había sido construido en una colina y se podía ver a kilómetros de distancia. Si el Templo llegaba a ser destruido, ese montón de ruinas también se podría ver desde muchos kilómetros de distancia y sería para todos los pueblos un testimonio silencioso pero solemne de que Israel había rechazado a su Dios.

Queridos hermanos, en el pasado, el eterno Creador grabó su nombre en un templo de piedra hechas por manos humanas, pero en la actualidad, Él graba su nombre en las personas cuando reciben las buenas nuevas y le entregan sus vidas a través del bautismo. Les da el evangelio del perdón gratuito en la sangre del Cordero. En ese momento, Dios ofrece su salvación, pero si llega el momento, la persona que recibió a Cristo, ya no esté interesada en oír ni en creer en su palabra, entonces la palabra será quitada de ellos y le será dada a otros. Estas personas serán desechadas y perderán el derecho de recibir las promesas que Dios tiene preparado para todos los que se mantengan fieles y anden en conformidad a su voluntad. Hermanos, un día nosotros recibimos el mensaje de la salvación y la vida eterna, en ese día, el eterno Creador, grabó su nombre en cada uno de nosotros y pasamos a ser el templo de su Santo Espíritu. Dios va velar por cada uno de nosotros y cumplirá sus promesas en nuestras vidas, siempre y cuando permanezcamos fieles en obediencia a cada uno de sus decretos. «Permanezcamos constantemente fieles a su palabra, para no perdernos ninguna de sus maravillosas bendiciones.»

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x