Devocional

JOSUÉ 16

HEREDEROS.

1 La porción de tierra asignada a los descendientes de José se extendía desde el río Jordán, cerca de Jericó, en el oriente de los manantiales de Jericó, atravesaba el desierto y seguía por la zona montañosa de Betel. 2 De Betel (también llamada Luz), iba hacia Astarot, en el territorio de los arquitas. 3 Descendía hacia el occidente, al los jafletitas, hasta Bet-horón de abajo, luego a Gezer y llegaba al mar Mediterráneo. 4 Esa fue la tierra asignada a las familias de Manasés y de Efraín, los hijos de José, para que fuera su hogar. NTV.

Josué, después de asignar el territorio a la tribu de Judá y Caleb, continuó la asignación territorial a los dos hijos de José. Aunque José fue uno de los doce hijos de Jacob, no había una tribu que llevara su nombre. Pero su herencia seria entregada a sus dos hijos. esto debido a que José, como el primogénito de Raquel, esposa de Jacob, tenía el derecho de recibir una porción doble de la herencia. Esta doble porción se les entregaría a los dos hijos de José, Efraín y Manasés. Además, Jacob antes de su muerte, adoptó a Efraín y Manasés, sus nietos, que eran hijos de José. Por lo tanto, fueron contados entre las tribus de Israel, con el derecho a un reparto con los hijos de Jacob.

José fue el undécimo de doce hijos de Jacob y el primero de Raquel. Por eso, como Judá, los hijos de José recibirían una larga bendición en la repartición territorial, que mostraba su importancia en el futuro de Israel. Efraín y Manasés, recibirían el territorio más grande y de mayor influencia en el área central en la Tierra Prometida. La ubicación de estas tribus era muy apetecible. Su territorio estaba compuesto por un distrito que era a la vez fértil y hermoso. Además del valle sagrado de Siquem, incluía algunas de las mejores partes de Palestina, las montañas de Efraín, y la grande y fértil llanura marítima de Sarón. Podría decirse que la suerte de los hijos de José reflejaba el favor de Dios para el valeroso patriarca de estas tribus.

Los límites de la asignación territorial de estas tribus son difíciles de determinar en la actualidad. Sin embargo, esta incertidumbre está confinada a los puntos en que una tribu se unía a la otra. La porción general de tierra ocupada por Efraín y Manasés es bastante bien reconocida. Estas tribus, en muchos sentidos, seguían en importancia a Judá. Esta doble tribu había sido bendecida por Jacob a fin de que los dos hijos de José ocuparan, con sus tíos, el lugar de fundadores de tribus. Y conforme a la bendición de Jacob en el pasado, Efraín tendría prioridad sobre Manasés en la asignación territorial a pesar de que Efraín era menor.

Queridos hermanos, Efraín y Manasés, hijos de José, fueron adoptados por Jacob como sus hijos propios. Ellos recibieron la herencia territorial en la tierra prometida, como uno más de los hijos de Jacob. Jesucristo es el unigénito Hijo de Dios, a través de su sacrificio en la cruz del calvario, hizo posible que todas las personas que creen en su nombre sean adoptadas por su Padre como sus propios hijos, y merecedores de una herencia conjuntamente con Él en los lugares celestiales. Hermanos, Efraín y Manasés fueron adoptados por Jacob y recibieron una herencia terrenal. Nosotros por medio del sacrificio de Cristo, fuimos adoptados por el Creador y recibiremos una herencia conjuntamente con Cristo en el reino celestial; “y si somos hijos, también somos herederos: herederos de Dios y coherederos con Cristo …” Romanos 8:17

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x