Devocional

DEUTERONOMIO 6

TRANSMITA LAS ENSEÑANZAS

2 … Si obedeces todos los decretos y los mandatos del SEÑOR, disfrutarás de una larga vida. 6 Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego. 7 Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. 8 Átalos a tus manos y llévalos sobre la frente como un recordatorio. 9 Escríbelos en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad. NTV.

Alrededor del mundo se puede encontrar a muchas personas que aman el arte. Por este amor, estas personas van coleccionando esculturas y pinturas de renombre, para engalanar sus salas, comedores y todas las habitaciones de sus casas. Este amor por el arte, no es propia solo de los estratos sociales altos, pues este amor se puede observar en todos los estratos sociales, ya que dentro de hogares poseen por lo menos una pintura colgada en la pared que engalana toda su morada. El eterno Creador ordenó al pueblo hebreo engalanar los marcos de sus casas, con las leyes, los mandamientos y las ordenanzas que les había entregado en el monte Sinaí.

Moisés después de recapitular las leyes, los mandamientos y las ordenanzas que el eterno Creador les había entregado, exhortó a su pueblo a comprometerse con ellas. Para Israel no debía ser suficiente conocer la voluntad de Dios, el pueblo debía cumplir y obedecer con todos los requerimientos de su Creador, sin pasar por alto ninguna de ellas, el quebrantar a una de ellas, sería quebrantar todas ellas. En la actualidad hay muchos cristianos que solo cumplen y obedecen ciertas partes de la Biblia, y piensan erróneamente que ya están caminando bajo la voluntad del Señor. Los cristianos no deben obedecer a medias al Señor, pues eso le desagrada. Para Dios es mejor que los hombres no conozcan su palabra, que conociéndolo solo lo obedezcan a medias.

Muchas personas quieren disfrutar de las provisiones y bendiciones del eterno Creador, pero no están dispuestas a vivir bajo su autoridad, ni tampoco obedecer su palabra. Solo la total obediencia de las ordenanzas de Dios, garantiza una vida larga y llena de bendiciones. Si alguna persona quiere disfrutar de las bendiciones de Dios, debe empezar a vivir bajo su voluntad, aceptando el sacrificio de su hijo amado Jesucristo.

Dios ordenó a su pueblo para que estas ordenanzas fueran transmitidas de generación en generación. Los padres debían ser los responsables de enseñar, cada una de las leyes, ordenanzas y mandamientos decretados por el Señor. Ellos debían ser un ejemplo de total obediencia a Dios ante sus hijos. Estos decretos debían formar parte de la conversación cotidiana dentro del hogar. Y no solo dentro del hogar, sino también debían ser meditadas en todo momento, sin importar el lugar donde se encontraban.

Queridos hermanos, a través de estas palabras, Dios enfatiza la importancia de que los padres enseñen la Biblia a sus hijos. No se puede delegar esta responsabilidad a la iglesia y las escuelas bíblicas dominicales. La Biblia ofrece tantas oportunidades para obtener lecciones objetivas y prácticas que sería una pena estudiarlas sólo un día a la semana. Las verdades eternas se aprenden de una forma más efectiva en el ambiente amoroso de un hogar donde se teme a Dios. Hermano, si usted quiere que sus hijos sigan a Dios, debe hacer de Dios una parte de sus experiencias diarias. Debe enseñar a sus hijos con diligencia a ver a Dios en todos los aspectos de la vida, no sólo en aquellos que están relacionados con la iglesia. Empiece por llenar su casa con cuadros de textos bíblicos y mensajes procedentes de las sagradas escrituras.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *