Devocional

DEUTERONOMIO 5

MANTÉNGANSE EN EL CAMINO.

1 Moisés reunió a todo el pueblo de Israel y dijo: ¡Escucha con atención, Israel! Oye los decretos y las ordenanzas que te entrego hoy, ¡para que los aprendas y los obedezcas! 2 El SEÑOR nuestro Dios hizo un pacto con nosotros en el monte Sinaí 32 Así que… Asegúrense de obedecer todos los mandatos del SEÑOR su Dios y de seguir sus instrucciones al pie de la letra. 33 Manténganse en el camino que el SEÑOR su Dios les ordenó que siguieran. Entonces tendrán una vida larga y les irá bien en la tierra donde están a punto de entrar y que van a poseer. NTV.

El pueblo hebreo antes de heredar la tierra prometida, debía tener un conocimiento claro de las leyes, mandamientos y ordenanzas dadas por el Creador en el monte Sinaí. Israel ya tenía esos conocimientos, pero a pesar de esos conocimientos habían fallado a lo largo de su peregrinaje por el desierto, habían fallado al momento de ponerlos en práctica. Dios no quería que su pueblo solo conozca sus leyes, mandamientos y ordenanzas, lo que el Creador quería era que los pongan en práctica. Dentro de las iglesias cristianas hay muchos cristianos que tienen el conocimiento de las escrituras, muchos hasta tienen memorizados casi la totalidad de los versículos de la biblia, pero a pesar de esos conocimientos y memorizaciones de los versos bíblicos no los ponen en práctica. Lo importante para una adecuada vida cristiana no es tener memorizado, el mayor número de versos bíblicos posibles, lo importante es poner en práctica los versos bíblicos que van conociendo.

El Creador ordenó a Moisés realizar una recapitulación de los mandamientos entregados en el monte Sinaí, esa recapitulación era para hacerles un recordatorio al pueblo acerca de las leyes, mandamientos y ordenanzas, bajo las cuales debían vivir en la heredad que Dios les estaba por entregar. Solo el cumplimento de los requerimientos de Dios garantizaba una vida de paz, una vida de armonía con sus compatriotas y con su amado Creador.

Moisés, siguiendo las ordenanzas del Creador, reunió a toda la comunidad hebrea y les hizo el recordatorio del pacto que el pueblo había jurado cumplir. Moisés con este recordatorio, con claridad dijo a su pueblo, cumplan lo que prometieron, obedezcan y pongan en práctica las leyes, mandamientos y ordenanzas que Dios nos entregó. Los cristianos también han entrado en un pacto con Dios a través de Jesucristo y deben ser sensibles a lo que Dios espera de ellos. La triple orden que Moisés dio a los israelitas es un consejo excelente para todos los seguidores de Dios. Oír es absorber y aceptar información acerca de Dios. Aprender es comprender su significado e implicaciones. Guardar es llevar a la práctica todo lo aprendido y comprendido. Las tres partes son esenciales para una creciente relación con Dios.

Queridos hermanos, solo el conocimiento, la obediencia y la práctica de las leyes, mandamientos y ordenanzas del Creador, garantizaría al pueblo hebreo una larga vida llena de bendiciones en la tierra que Dios les estaba entregando en posesión. De lo contrario el pueblo sufriría de la ira de su Creador por no cumplir el pacto prometido. Los cristianos al momento de aceptar a Jesucristo en su corazón, hacen una promesa ante Él, prometen seguir fielmente en su camino, obedeciendo y practicando todo lo que Dios ha revelado en su bendita palabra. Hermanos, si queremos tener una vida larga y llena de bendiciones, mantengámonos fielmente en el camino de nuestro amado Señor. Conozcamos y obedezcamos su bendita palabra, para no ser juzgados por faltar a nuestra promesa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *