Jesus Is Life

ATRAPADO EN LA PALABRAS.

PROVERBIOS 12:6 Las palabras de los perversos son como una emboscada mortal, pero las palabras de los justos salvan vidas. 13 Los perversos quedan atrapados por sus propias palabras, pero los justos escapan de semejante enredo. 26 Los justos dan buenos consejos a sus amigos, los perversos los llevan por mal camino. NTV.

En la actualidad, en algunos países del mundo, el delito por extorción ha tenido un incremento abismal. Los delincuentes a través de llamadas telefónicas realizan extorciones, inventando mentiras y supuestos secuestros a familiares y amigos. A través de estas extorciones telefónicas, piden jugosas recompensas para no atentar contra sus vidas o la vida de sus familiares y de amigos, incluso para dejar en libertad a los supuestos secuestrados. Muchos inocentes caen en la trampa de estos malvados, pues pagan los rescates solicitados, sin hacer ninguna clase de confirmaciones de que las llamadas recibidas son realmente verídicas. Así, muchos malvados están tratando de estafar a diestra y siniestra, esperando que en algún momento caiga un incauto en sus redes maléficas.

Muchas personas, aunque no son delincuentes del todo, por la perversidad albergada en sus corazones, buscan maneras de lastimar a los inocentes e incautos, ya sea por envidia o por alguna rivalidad existente entre ellos. Con esto en mente, los malvados con regularidad utilizan sus palabras, e inventan mentiras, rumores o calumnias, con las intenciones de menospreciar, avergonzar, o desacreditar a sus víctimas. En ocasiones, estas acciones maléficas producen resultados provechosos para los malvados, ya que los inocentes quedan atrapados en sus redes y sus corazones quedan lastimados.

No siempre los planes de los malvados tienen buenos resultados, ya que a veces se enredan con sus propias palabras, sus tramas de mentiras y calumnias se derrumban antes de que el inocente salga lastimado. El malvado al contar historias inconsistentes, se tropiezan con sus propios pies. El mentiroso necesita tener una buena memoria, pues de otro modo lo que diga no cuajará con lo que dijo antes. Y para cubrir una mentira, necesita inventar otras. De ahí el refrán: “Antes se atrapa al mentiroso que al cojo”, y: “El mentir quiere memoria”, que es del aforismo de Quintiliano: Mendacem memorem esse oportet, “_Le conviene al mentiroso tener buena memoria_”.

La prevaricación de labios es torcer los hechos para apoyar las declaraciones que expresan. Los que hacen esto quedarán atrapados en sus propias mentiras. Pero para alguien que siempre dice la verdad, los hechos, pura y llanamente, ofrecen una defensa firme. Los justos nunca quedarán atrapados en sus palabras, porque sus palabras salvan vidas en contraste a las palabras de los malvados que dan muerte. Además, el justo solo da buenos consejos a todos los que le piden. Las palabras que uno pronuncie sí importan, Jesús dijo: “Y yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio, pues por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado”. (Mateo 12:36-37). Las palabras y los actos, deben armonizar sin contradicciones entre unas y otros. Dios recompensará misericordiosamente esos esfuerzos que los hombres hagan, pero los malvados serán condenados por sus palabras y acciones.

Queridos hermanos. Las personas perversas a menudo caen en su propia trampa, quizás nosotros mismos hayamos experimentado algo de ese caer en nuestra propia trampa. Puede haber ocurrido que, al decir una “mentirita blanca” para cubrirnos, alguien nos haya descubierto y nos haya hecho avergonzar. Para no quedarnos atrapados en nuestras palabras, debemos procurar siempre hablar con la verdad, porque nuestras palabras deben dar vida y sabios consejos a todo aquel que la necesite. Hermanos. No permitamos que nuestras palabras sean una emboscada mortal para nuestros semejantes, porque nuestras palabras se pueden volver en nuestra contra, pues, en vez de que nuestros semejantes se queden atrapados en ellos, nosotros podemos ser los atrapados y ser acreedores al castigo divino.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x