Jesus Is Life

PALABRAS SINCERAS DE CLAMOR

PALABRAS SINCERAS DE CLAMOR.

 

SALMOS 6:2 Ten compasión de mí, SEÑOR, porque soy débil; sáname, SEÑOR, porque mis huesos agonizan. 3 Mi corazón está angustiado; ¿cuánto falta, oh SEÑOR, para que me restaures? 4 Vuelve, oh SEÑOR, y rescátame; por tu amor inagotable, sálvame. 6 Estoy agotado de tanto llorar; toda la noche inundo mi cama con llanto, la empapo con mis lágrimas. 7 El dolor me nubla la vista; tengo los ojos gastados a causa de todos mis enemigos. NTV.

 

En momentos de aflicción, las personas que confían en el poder del Señor, acuden ante su presencia mediante la oración, para que el Señor les socorra, y les ayude a salir de ese momento de dolor y de angustia. David se encontraba afligido a causa de los hombres de Absalón, quienes asediaban el campamento real, con la intención de acabar con la vida de todos los que se encontraban apoyando al monarca hebreo en su huida de las manos de su hijo rebelde. En esos momentos de angustia, David extendió su clamor al Señor, para que acudiera en su auxilio.

 

El asedio por parte de los rebeldes, estaba afectando toda la vida interior de David, como sus emociones, intelecto y voluntad. En esos momentos mas obscuros de su vida, el monarca extendió su clamor a su Señor, pero ese clamor procedía de lo más profundo de su condición personal de perseguido. La condición de perseguido cada día que pasaba, lo estaba consumiendo más y más, su cuerpo se debilitaba y su fuerza descendía. Todas las noches empapaba su almohada con lágrimas e inundaba su lecho con llanto. Sus ojos estaban hundidos en sus cuencas y parecían gastados, debido a su profunda tristeza, y su vista fallaba a causa de la opresión de todos sus enemigos. Le parecía que su vida rebosaba de problemas y que no podía soportarlo más.

 

En medio del sufrimiento el monarca rogó fervientemente al Señor para que lo liberara de la angustia del cuerpo y del alma y de los reproches de sus enemigos. En su clamor David reconoció la debilidad de su cuerpo y de su ser. Cada una de las palabras que expresó el rey al Señor fueron sinceras, eran palabras que nacían de su interior. David a través de su oración le contó al Señor, su estado emocional, no le ocultó nada al que podía socorrerle y darle el aliento que necesitaba. La sinceridad con Dios debe ser lo más importante para las personas a pesar de la desilusión que puedan estar atravesando. El Creador conoce el interior de las personas, nada le es encubierto, por eso, en total confianza el hombre debe abrir su corazón y contarle al Señor lo que está sintiendo para recibir su pronto socorro.

 

El dolor y el sufrimiento no deben ser una causa para que los hombres desvíen su mirada de Dios, más bien, debería ser el tiempo oportuno para que se arraiguen por completo al señorío que Cristo tiene en sus vidas. David a pesar de que su fortaleza desfallecía, y el tiempo transcurría , no dudó del poder de Dios para liberarlo de las aflicciones. El esperaba con ansias , que la misericordia de Dios sea derramada en su vida, para ser sanado y restaurado de todo lo que le afligía.

 

Queridos hermanos, la falta de recursos económicos para el sustento diario y las enfermedades, pueden ser algunas de las causas que ocasionan el desgaste mental en las personas, en esos momentos de angustia, el cristiano debe ser fuerte y con total confianza debe extender su clamor al Señor. Contarle lo que está sintiendo en su interior, pedirle que acuda en su socorro y le libere de todo lo que le aflige. Hermanos, Debido a que nosotros confiamos en nuestro Dios todopoderoso, no tenemos que ser víctimas de las circunstancias adversas. En nuestra oración, debemos abrir nuestro corazón a Dios. Debemos contarle con toda sinceridad lo que estamos sintiendo en nuestro interior, para recibir su pronto socorro y ser liberado de nuestras aflicciones.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x