LA VIDA ES CORTA

LA VIDA ES CORTA. SALMOS 90:4 Para ti, mil años son como un día pasajero, tan breves como unas horas de la noche. 10 ¡Setenta son los años que se…

VIVAMOS LA SABIDURÍA

VIVAMOS LA SABIDURÍA. Cuando escuchamos a una persona decir que es sabia, rápidamente se nos viene a nuestra mente, que tal persona tiene un alto grado de intelectualidad y conocimiento…

LAS PROMESAS DE DIOS SON ETERNAS

LAS PROMESAS DE DIOS SON ETERNAS SALMOS 89:2 Tu amor inagotable durará para siempre; tu fidelidad es tan perdurable como los cielos. 19 Hace mucho tiempo hablaste a tu pueblo…

NO SEAMOS CRÉDULOS

NO SEAMOS CRÉDULOS Algunas personas creen todo lo que leen o escuchan a través de los medios masivos de comunicación como la prensa, la radio, la televisión y los diferentes…

PERSEVERAR EN LA ORACIÓN

PERSEVERAR EN LA ORACIÓN. SALMOS 88:1 Oh SEÑOR, Dios de mi salvación, a ti clamo de día. A ti vengo de noche. 2 Oye ahora mi oración; escucha mi clamor.…

CAMINEMOS EN LOS CAMINOS DEL SEÑOR

CAMINEMOS EN LOS CAMINOS DEL SEÑOR Erróneamente la mayoría de los seguidores de Cristo pensamos que con haber aceptado el sacrificio de Jesús con nuestros labios, es suficiente para honrar…

JERUSALÉN, LA CIUDAD DE DIOS

JERUSALÉN, LA CIUDAD DE DIOS SALMOS 87:1 En el monte santo está la ciudad fundada por el SEÑOR. 2 Él ama la ciudad de Jerusalén más que cualquier otra de…

LA ORACIÓN DE FE

LA ORACIÓN DE FE Cuando una enfermedad ataca una parte de nuestro organismo, en ocasiones produce un malestar generalizado de todo nuestro cuerpo. Algunas enfermedades producen síntomas severos muy dolorosos…

FIRMES EN LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO

FIRMES EN LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO La ciencia y la tecnología cada día va transformando la historia de nuestro planeta. Las constantes investigaciones y nuevos hallazgos arqueológicos cambian la historia…

RECONCILIACIÓN CON DIOS

RECONCILIACIÓN CON DIOS SALIMOS 85:1 ¡SEÑOR, tú derramaste bendiciones sobre tu tierra! Devolviste el bienestar de Israel. 2 Perdonaste la culpa de tu pueblo; sí, cubriste todos sus pecados. 3…

LA CASA DE DIOS

LA CASA DE DIOS. SALMOS 84:1 Qué bella es tu morada, oh SEÑOR de los Ejércitos Celestiales. 2 Anhelo y hasta desfallezco de deseo por entrar en los atrios del…

ESTAMOS EN UN LUGAR DE PRIVILEGIO

ESTAMOS EN UN LUGAR DE PRIVILEGIO Cuántas veces le ha pasado que para ser atendido o para entrar a un establecimiento público o privado, ha debido esperar un tiempo considerable…