Jesus Is Life

SEGUNDAS OPORTUNIDADES

SEGUNDAS OPORTUNIDADES

HECHOS 15:36. Después de un tiempo Pablo le dijo a Bernabé: «Volvamos a visitar cada una de las ciudades donde ya antes predicamos la palabra del Señor para ver cómo andan los nuevos creyentes. 37 Bernabé estuvo de acuerdo y quería llevar con ellos a Juan Marcos. 38 Pero Pablo se opuso terminantemente ya que Juan Marcos los había abandonado en Panfilia y no había continuado con ellos en el trabajo. 39 Su desacuerdo fue tan intenso que se separaron. Bernabé tomó a Juan Marcos consigo y navegó hacia Chipre. NTV.

Dar una segunda oportunidad a un amigo, o a un familiar que les ha fallado, sin duda es difícil para la mayoría de personas, pues el recuerdo de esa traición, siempre estará latente en la mente, pese a que les han extendido su perdón. En la mente de las personas siempre habrá el temor de que quienes le fallaron antes, lo vuelvan a hacer, por eso para no desilusionarse nuevamente, toman la decisión de no darles una segunda oportunidad a quienes le fallaron. Este presentimiento también lo tuvo el apóstol Pablo, y lo manifestó al oponerse cuando Bernabé le propuso que su sobrino Juan Marcos los acompañara en el próximo viaje misionero que estaban a punto de emprender.

Después de unos meses de enseñanza y predicación en Antioquía, Pablo propuso a Bernabé que volviesen a visitar a los creyentes de la ciudad de Chipre y ciudades de la parte sur de Asia Menor, donde antes habían anunciado las Buenas Nuevas de salvación y vida eterna. Para este nuevo viaje misionero, Bernabé vio necesario que más creyentes se adhieran a la obra misionera, razón por la cual propuso que Juan Marcos los acompañara, pero el apóstol Pablo se opuso enérgicamente a ello. Pues recordaba cómo Marcos se había apartado de ellos en medio del primer viaje misionero, e indudablemente el apóstol Pablo temía que volviese a repetirlo en este nuevo viaje misionero, por esa razón Pablo no podía confiar en él como ayudante en este viaje.

Esta discrepancia entre Bernabé y Pablo se hizo tan recia que originó que dos grandes predicadores del evangelio se separan el uno del otro, y encabezaran dos equipos, abriendo dos campos misioneros en lugar de uno. Es indudable que Dios está bajo el control de todo y Él obra milagrosamente aun en medio de conflictos y desacuerdos entre sus siervos. Posiblemente un desacuerdo entre estos dos siervos valerosos de Dios, pudo originar que la obra misionera se suspendiera, pero en su lugar como estos hombres estaban bajo la dirección del Espíritu Santo, pudieron abrir dos obras misioneras encaminadas para expandir el mensaje de salvación y vida eterna al mundo perdido y pecador.

Bernabé tomó a Marcos para que le acompañe en este nuevo viaje misionero. Con esta elección, el apóstol le dio una segunda oportunidad a su sobrino para que sirva a Dios con diligencia y fidelidad. Estos dos misioneros se embarcaron, rumbo a Chipre, su lugar natal, y también, la primera escala en su primer viaje misionero. Además, Marcos trabajó más tarde con Pedro y llegó a ser el autor del segundo Evangelio. Para la mayoría de Creyentes, es difícil dar una segunda oportunidad a quienes les fallaron y esto no es solo en sus vidas personales, sino también en sus vidas de servicio a Dios. Pues cuando algún creyente dentro de una congregación no cumple con la función ministerial que se le delegó, difícilmente los líderes de la iglesia le vuelvan a encomendar otra función, ya que tienen presente el incumplimiento anterior.

Queridos hermanos. En contraste al apóstol Pablo, Bernabé le dio una segunda oportunidad a Juan Marco, quien anteriormente les había fallado. Con esta nueva oportunidad salvó a un importante trabajador del reino de Cristo. Pese a que no nos agrade, es importante que podamos dar una segunda oportunidad a quienes nos han fallado, y especialmente si es para servir a Dios. Ya que Dios puede obrar milagrosamente en la vida de sus hijos para que se conviertan en siervos diligentes de su palabra, al igual que lo hizo con Juan Marco. Hermanos. Si estamos al frente de alguna congregación o ministerio, no serremos la puerta al servicio a Dios a quienes en algún momento no cumplieron con las funciones ministeriales que les delegamos. Brindemos a todos una segunda oportunidad para que sirvan a Dios, pueda ser que nos sorprendan y trabajen diligentemente para la expansión del reino de nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x