Jesus Is Life

LOS MILAGROS DE DIOS

LOS MILAGROS DE DIOS

Dios ha manifestado su poder, gloria y majestad a los hombres desde el momento que creó el universo. Y desde entonces, ha manifestado Su asombroso poder a toda la humanidad una y otra vez, pero la humanidad ha tratado de buscar una posible explicación natural para dar respuesta a todas las señales milagrosas hechas por el Creador. Esta búsqueda de una explicación natural fue evidente cuando Dios desde su santo trono dio respuesta a las palabras de su amado Hijo Cristo Jesús: “Padre, glorifica tu nombre. Entonces habló una voz del cielo: Ya he glorificado mi nombre y lo haré otra vez. Al oír la voz, algunos de la multitud pensaron que era un trueno, mientras que otros decían que un ángel le había hablado.” Juan 12:28 NTV.

Jesucristo había pedido a su Padre que glorificara su santo nombre, en contestación a esta solicitud de su amado Hijo, Dios le dio respuesta desde su morada eterna con una voz de trueno, pero el tono de sus palabras, fue claro y articulado. Algunos de los que estaban allí confundieron la voz de Dios con un trueno. Las personas que no creen en Dios, intentan siempre buscar una explicación natural de las cosas espirituales. Los que no están dispuestos a aceptar la realidad de los milagros los intentan explicar recurriendo a alguna ley natural. Otros sabían que no se trataba de un trueno, pero no la reconocieron como la voz de Dios. Dándose cuenta de que tenía que ser algo sobrenatural, sólo pudieron llegar a la conclusión de que era la voz de un ángel. La voz de Dios sólo puede ser oída y comprendida por aquellos que reciben la ayuda del Espíritu Santo.

En la actualidad, Dios sigue hablando a las personas por medio de su creación, por medio de desastres naturales, o realiza señales milagrosas de sanidad en las personas que estaban atravesando por enfermedades terminales como el cáncer, pero al igual que en el pasado, las personas atribuyen a esos desastres o milagros como algo natural y no como algo sobrenatural que viene de Dios. En esta actitud de incredulidad a las acciones de Dios sobre este mundo y la vida de personas también caemos los seguidores de Cristo, pues al igual que los inconversos, podemos intentar encontrar una explicación convincente a los desastres naturales, o la sanidad milagrosa de un amigo o familiar como si no se tratara más que de ocurrencias naturales. Como hijos de Dios, debemos tener un enfoque correcto, y reconocer que nuestro amado Creador realiza asombrosos milagros en nuestros días, por eso ante una señal milagrosa que se presente en nuestra vida o en la vida de nuestros familiares, no debemos buscar una explicación, en su lugar debemos reconocer que es la acción divina de Dios, y alabarlo por ese destello de poder, gloria y majestad.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x