Jesus Is Life

DEJÁNDOLO TODO, SIGAMOS A CRISTO

DEJÁNDOLO TODO, SIGAMOS A CRISTO

Los placeres de este mundo, como las riquezas, los pasatiempos, el deporte, la diversión, el trabajo y la familia, nos impiden poder entregar totalmente nuestras vidas a Cristo. Lastimosamente, pese a que tengamos años de haber aceptado a Cristo, seguimos férreamente atados a estos placeres, que nos impide tener una estrecha relación con nuestro Señor, y servirle con los dones y talentos que hemos recibido por medio del Espíritu Santo. Dejarlo todo por seguir a Cristo pareciese imposible para los hombres, pero la realidad es que no lo es, solo basta que tomemos la decisión, tal como lo hizo Leví, al escuchar el llamado del Señor: “Tiempo después, al salir de la ciudad, Jesús vio a un cobrador de impuestos llamado Leví sentado en su cabina de cobrador. Sígueme y sé mi discípulo, le dijo Jesús. Entonces Leví se levantó, dejó todo y lo siguió. Lucas 5:27 NTV.

Leví era un cobrador de impuestos judío al servicio del gobierno romano. Estos hombres eran aborrecidos por sus compatriotas, no sólo debido a esta colaboración con Roma, sino debido a sus prácticas faltas de honradez. Cierto día, mientras Leví estaba trabajando, Jesús pasó junto a él y le invitó para que sea parte de sus discípulos. Al escuchar este llamado del Señor, Leví sin pensarlo dos veces, inmediatamente se levantó, dejo su puesto de trabajo y comenzó a seguirle. Al igual que a Leví, el Señor constantemente hace un llamado a toda la humanidad para que le sigan, pero no todos están dispuestos a escuchar este llamado y dar una respuesta positiva al igual que Leví.

Algunas personas aceptan este llamado y toman la decisión de seguirle, pero no están dispuestos a dejarlo todo, por eso siguen a Jesucristo, pero también conservan parte de las prácticas de su vieja naturaleza pecaminosa, así como las prioridades para su vida. Para este grupo de cristianos, nunca la prioridad va ser Cristo, sino muchas otras cosas como la familia, amigos, negocios, trabajo, pasatiempos, reuniones sociales entre otros. Por eso, siempre preferirán todas estas cosas antes que asistir a la iglesia, participar en un grupo de estudio bíblico o servir en algún ministerio. Todo esto se debe a que no han dejado todo por seguir a Cristo.

En el presente, el Señor sigue llamando a toda la humanidad para que le sigan, y de la humanidad depende responder o rechazar a este llamado. A todas las personas que respondan a este llamado, Él los bendecirá más allá de lo que puedan soñar o imaginar. Pero a los que rechacen este llamado, Él también los rechazará y los destituirá definitivamente de Su reino venidero. Algo similar ocurrirá con las personas que aceptaron el llamado del Señor, pero que nunca lo dejaron todo por seguirle fielmente y servirle de todo corazón.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x