Jesus Is Life

SOLO POR EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO

SOLO POR EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO

Es fácil vanagloriarnos cuando alcanzamos éxito en diversas áreas de nuestra vida, pues pensamos que todo lo hemos logrado con nuestras capacidades y talentos. Esta vanagloria no solo se da en los éxitos que obtenemos en áreas seculares de nuestra vida, sino también en nuestra área espiritual, pues cuando los ministerios que están a nuestro cargo prosperan o tiñen éxito, pensamos que fue el resultado de nuestros esfuerzos y el destello de nuestras cualidades. Pero Jesucristo, nos da a conocer que el éxito de nuestros ministerios, no son el resultado de nuestros esfuerzos, cualidades o talentos. Que el éxito ministerial es gracias al poder del Espíritu Santo. Esta afirmación dada por el Señor; se encuentra registrada en el libro: Los Hechos de los apóstoles escrita por el doctor Lucas: “Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes. Y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.” Hechos 1:8 NTV.

Jesús, antes de partir de este mundo a la presencia de su Padre, prometió a sus discípulos que les enviaría al Espíritu Santo, para que les diera poder y capacidades para que puedan hablar y compartir el evangelio a todas las personas del mundo. El Señor cumplió esa promesa en el tiempo de pentecostés, y cuando todos los discípulos estaban reunidos en un cuarto, el Espíritu Santo descendió sobre ellos y les dio el poder para que cumplan con la gran comisión que les había delegado. El Espíritu Santo que les dio capacidades a los discípulos en el pasado, nos da también esas mismas capacidades a nosotros, y no solo la capacidad para hablar a otras personas de Jesús, sino también, nos da dones especiales para que podamos servir en el cuerpo de Cristo que es la iglesia.

Si el Espíritu Santo nos da todo lo que necesitamos para desarrollar nuestros ministerios, no tenemos por qué vanagloriarnos o jactarnos cuando los ministerios que están a nuestro cargo prosperan o tienen éxito. Todo lo que hacemos en el cuerpo de Cristo, es gracias al poder del Espíritu Santo y sin su ayuda, ningún ministerio que esté a nuestro cargo prosperaría, más bien, todo se hundiría inmediatamente, porque en nuestras fuerzas no podemos hacer nada, ni con todas las capacidades o talentos que tengamos. El Espíritu Santo, es la promesa cumplida por el Señor, para ayudarnos a que nuestro servicio a Él sea próspero y exitoso. Ya no nos jactemos más y reconozcamos que todos nuestros logros en nuestra vida religiosa, es gracias al poder del Espíritu Santo que mora en nuestro interior.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x