Jesus Is Life

PREFIERA EL BIENESTAR DE LAS PERSONAS

PREFIERA EL BIENESTAR DE LAS PERSONAS

LUCAS 8:34 Cuando los que cuidaban los cerdos vieron lo sucedido, huyeron a la ciudad cercana … difundiendo la noticia… 35 La gente salió corriendo para ver lo que había pasado. Pronto una multitud se juntó alrededor de Jesús, y todos vieron al hombre liberado de los demonios. Estaba sentado a los pies de Jesús, completamente vestido y en su sano juicio, y todos tuvieron miedo. 36 Entonces los que habían visto lo sucedido, les contaron a los otros cómo había sido sanado el hombre poseído por demonios. 37 Y todos los habitantes de la región de los gerasenos le suplicaron a Jesús que se fuera y los dejara en paz, porque una gran ola de miedo se apoderó de ellos… NTV.

A través de la historia humana han surgido diversas guerras para tratar de proteger los intereses políticos y económicos de los que están a la cabeza de una nación, un imperio o un reino. Muchas de las injusticias y opresiones, interna y externa, se debe a que algunos individuos o compañías multimillonarias buscan enriquecerse a costa de la vida de las personas. Pues es común ver que la industria minera, petrolera y maderera, dañan y contaminan con sus explotaciones de recursos, el medio ambiente donde viven diversas especias de flora y fauna, inclusive asentamientos humanos. Esta contaminación del medio ambiente, ha ocasionado que muchas especies de plantas y animales desaparezcan, y como si eso no fuera poco, las contaminaciones han originado la aparición de enfermedades entre los habitantes de estos sectores. Pero todo esto, no les ha importado a los dueños de las grandes compañías, ni tampoco a los gobernantes de turno, a ellos solo les ha importado generar recursos económicos para el país y las compañías. Algo similar sucedió en la región de los gerasenos, Los habitantes de esta región dieron más importancia a la vida de los cerdos, que la sanidad de un hombre endemoniado.

En la región de los gerasenos, un hombre había vivido por mucho tiempo bajo el control de una legión de demonios, pero Jesucristo le dio libertad de esos demonios, y esos demonios al salir del hombre tomaron posesión del cuerpo de una manada de cerdos que se encontraban cerca, los cuales inmediatamente se precipitaron al mar. Los que cuidaban los cerdos, tuvieron miedo de lo sucedido, y huyeron a la ciudad cercana gritando lo que habían sucedido con los cerdos. Estos gritos perturbaron a los habitantes, razón por la cual salieron de sus casas y fueron al lugar donde se encontraba Jesucristo y el hombre que había sido sanado. Los hombres que habían presenciado la sanidad del endemoniado y la precipitación de los cerdos al mar, contaron a la multitud todo lo sucedido. Al escuchar lo acontecido, los pobladores de la ciudad no se alegraron por la sanidad del endemoniado, que ahora se encontraba vestido y en sano juicio, sino que mostraron más preocupación por los cerdos que se habían precipitado al mar. Razón por la cual pidieron a Jesucristo que se marchara de la región.

Es sorprendente que después de que Jesucristo realizó un maravilloso milagro, los habitantes de la región le hayan hecho esa petición particular. Si Jesús podo sanar a un endemoniado, sin duda Él podía hacer más cosas asombrosas en favor de ellos. Pero no les importó el bien que les podía hacer, solo querían deshacerse de Jesús antes que otra manada de cerdos se precipitara al mar, o pueda afectar en algo más la economía de la ciudad. La preocupación económica no era todo, había algo más, ellos tenían miedo de lo que podía hacer Jesús, ya que ellos eran pecadores. El hombre pecador se llena de espanto cuando se enfrenta al santo Dios; ese es el temor que estos gentiles sintieron. El bien que Cristo le hizo al hombre endemoniado está a la altura del juicio que cayó sobre los demonios. El juicio es lo que teme el pecador; sólo en la cruz desaparece este temor.

Queridos hermanos. Los habitantes de la región de los gerasenos, preferían vivir rodeados por los demonios, antes que alcanzar la santidad que Jesús les llevaba por medio de la predicación de la Buena Noticia del reino de los cielos. Al igual que los gerasenos, el mundo actual prefiere vivir en la comodidad del pecado antes que alejarse de ellos, por eso no aceptan el mensaje de la salvación y la vida eterna. Porque el mensaje de la cruz les incomoda, pues les exhorta a que abandonen sus hábitos pecaminosos y lleven una vida de obediencia a la voluntad de Dios. Hermanos. El dar más valor a las cosas que a las personas es uno de los mayores peligros de la vida, pues las personas inconversas exigen egoístamente su comodidad a costa del sacrificio y de la esclavitud de otros. Como seguidores de Cristo, siempre debemos preferir el bienestar de las personas antes que alguna comodidad personal o beneficio económico. Para nosotros, no debe haber nada en el mundo más importante que el bienestar de nuestros semejantes.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x