Jesus Is Life

DEBEMOS EXAMINAR TODO

DEBEMOS EXAMINAR TODO

Cada día que pasa, surgen nuevos maestros de las Sagradas Escrituras. Algunos de estos maestros enseñan las escrituras con temor y temblor a Dios, tratando de que sus enseñanzas sean lo más fehacientemente posibles a la verdad del evangelio. Pero también hay otros maestros que no tienen ninguna clase de reverencia a Dios, por lo cual enseñan un evangelio distorsionado, adaptado a sus propios intereses, por lo cual se apartan de la verdad. En primera instancia, será difícil distinguir a los verdaderos maestros de los falsos maestros, porque los dos utilizan la Biblia como instrumento para sus enseñanzas, por eso los creyentes antes de aceptar alguna de esas enseñanzas como inspiradas por el Espíritu Santo, deben poner a prueba, tal como lo recomienda el apóstol Pablo: «Sino pongan a prueba todo lo que se dice. Retengan lo que es bueno». 1 Tesalonicenses 5:21 NTV.

No todos los que recorren las calles compartiendo el evangelio de Cristo, son verdaderos siervos de Dios, por eso antes de aceptar alguna de sus enseñanzas como verdaderas, debemos examinar minuciosamente lo enseñado o predicado. La norma para examinar toda predicación y enseñanza es las Sagradas Escrituras. Tras ese examen minucioso, toda enseñanza que esté en conformidad a las Escrituras, la debemos recibir de todo corazón y aplicarla en nuestra vida cristiana. En cambio, todo lo que no esté de acuerdo a las Escrituras, lo debemos descartar y desechar de nuestra vida. Aparte de la Biblia, hay otra manera como la iglesia de Cristo puede examinar la veracidad de las enseñanzas y prédicas de los maestros. Esta evaluación se puede realizar por el don de discernimiento otorgado por el Espíritu Santo a uno o varios miembros de nuestras congregaciones. Por medio del poder del Espíritu Santo, los hermanos que tengan este don pueden discernir si las enseñanzas o prédicas son realizadas bajo la inspiración del Espíritu Santo.

Sin una evaluación previa, no debemos descartar o aceptar las enseñanzas o predicas de los maestros, pues podemos cometer un grave error, aceptando una mentira o descartando una verdad. Para no caer en este error, debemos ser diligentes estudiando las Sagradas Escrituras, ya que al conocer la Palabra de Dios, estaremos totalmente preparados para evaluar lo que nos enseñen o prediquen. Esta evaluación, no solo debemos realizarla con las enseñanzas o prédicas de la Palabra de Dios, sino también en todos los aspectos de nuestra vida, ya que también existen personas tratando de engañarnos con mentiras como si fuesen verdades. Hay personas que inventan chismes y rumores de su prójimo tratando de desacreditarlos, por eso antes de creerlos, debemos examinarlos. Si evaluamos con cuidado lo que la gente dice, aceptaremos lo verdadero y rechazaremos lo falso.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x