Jesus Is Life

POR SU FE, EL JUSTO TIENE VIDA

POR SU FE, EL JUSTO TIENE VIDA

El desconocimiento de las Sagradas Escrituras, lleva a muchas personas a creer que pueden alcanzar el reino de los cielos por sus propios medios, como siendo bondadosos con sus semejantes, y sin hacerles ninguna clase de maldad. Las buenas acciones, así como la generosidad y el buen comportamiento, jamás podrán hacer que las personas sean declaradas justas en la presencia de Dios Padre. Porque ninguna acción que haga el hombre, le podrá borrar sus pecados, y una persona que no le hayan sido borrados sus pecados, no puede ser declarado justo, razón por la cual jamás podrá entrar al reino de los cielos, y vivir por la eternidad junto a todos los que han alcanzado la justificación a sus pecados, no por las buenas acciones que hayan hecho, sino por su fe en el Unigénito Hijo de Dios. La fe en Cristo es la única manera en que las personas pueden alcanzar la justificación a sus pecados, este hecho importante lo recalca el apóstol Pablo: “Queda claro, entonces, que nadie puede hacerse justo ante Dios por tratar de cumplir la ley, ya que las Escrituras dicen: Es por medio de la fe que el justo tiene vida.” Gálatas 3:11 NTV.

En su recorrido ministerial por las diferentes ciudades, el apóstol Pablo se encontró con muchos falsos maestros que tergiversaban las enseñanzas de las Sagradas Escrituras. Este grupo de maestros enseñaban que además de aceptar el sacrificio realizado por Jesucristo, debían cumplir la ley de Moisés conjuntamente con los ritos y las ceremonias del Antiguo Testamento para alcanzar verdaderamente la justificación a sus pecados y la vida eterna. Ante estas enseñanzas erróneas, el apóstol Pablo pone en claro que la justificación no se alcanza por cumplir las leyes del Antiguo Testamento, ni tampoco por tener un buen comportamiento delante de los hombres, ni por realizar buenas acciones en favor de sus semejantes, sino solamente por su fe en el Unigénito Hijo de Dios.

El plan de salvación de Dios no se basa en las acciones humanas, sino en la fe. La fe es lo que Dios busca en el corazón de los hombres y la Ley con sus exigencias de actuar no tiene nada que ver con la fe. Por eso, toda persona que anhele alcanzar la justificación y el perdón de sus pecados, no tiene que cumplir más la ley del Antiguo Testamento, ni tampoco sus rituales religiosos, lo único que tiene que hacer es aceptar en su corazón el sacrificio realizado por Jesucristo en la cruz del calvario. El Señor con su muerte y resurrección, hizo posible que el hombre pecador pueda hallar la justificación a sus pecados, y ser declarado justo en la presencia de Dios Padre. Por eso, si anhelamos alcanzar el reino de los cielos, es momento de dejar de confiar en nuestras buenas acciones y poner nuestra fe en Cristo Jesús.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x