Jesus Is Life

SIN AVERGONZARSE

SIN AVERGONZARSE

El apóstol Pablo había sufrido muchas penalidades durante su vida ministerial. Había sido encarcelado en Filipos, le habían obligado a escapar por su vida en Tesalónica, le habían tenido que sacar de contrabando en Berea, se habían burlado de él en Atenas, apedreado en Galacia, y en Corinto su Mensaje les había parecido una estupidez a los griegos y un escándalo a los judíos. Ni la ridiculización, ni las críticas, ni la persecución física pudieron mitigar el valor del apóstol para seguir adelante proclamando la Buena Noticia acerca de Cristo. Además, Pablo no sentía vergüenza de su ministerio, ya que el evangelio tenía un poder sobrenatural para cambiar la vida de las personas que estaban bajo la esclavitud del pecado. Ese poder que sintió el apóstol Pablo en el evangelio, era el poder de Dios, y ese poder sigue vigente en el evangelio, y sigue transformando la vida de las personas. Por eso todos los seguidores de Cristo pueden seguir compartiendo la Buena Noticia de su Señor sin ninguna clase de vergüenza. Romanos 1:16.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x