Jesus Is Life

OBSTINADA INCREDULIDAD

OBSTINADA INCREDULIDAD

MARCOS 16:9 Después de que Jesús resucitó el domingo por la mañana temprano, la primera persona que lo vio fue María Magdalena, … 10 Ella fue a ver a los discípulos, quienes estaban lamentándose y llorando, y les dijo lo que había sucedido. 11 Pero, cuando les dijo que Jesús estaba vivo y que lo había visto, ellos no le creyeron. 12 Tiempo después, Jesús se apareció en otra forma a dos de sus seguidores que iban caminando desde Jerusalén hacia el campo. 13 Ellos regresaron corriendo para contárselo a los demás, pero ninguno les creyó. 14 Incluso más tarde, se apareció a los once discípulos mientras comían juntos. Los reprendió por su obstinada incredulidad, porque se habían negado a creer a los que lo habían visto después de que resucitó. NTV.

Al navegar por las distintas redes sociales se puede encontrar con un sin fin de publicaciones, anuncios y noticias. Pero no todo lo que se puede encontrar en estas plataformas digitales son cien por ciento fidedignas, ya que algunas personas con el anhelo de tener visualizaciones de sus publicaciones, publican rumores sin una previa investigación de la noticia, incluso algunas personas malintencionadamente publican mentiras como si fueran verdades. Todo esto ha hecho que las personas sensatas no crean fácilmente en las noticias que se publican en estas plataformas digitales, pese a que algunas de esas noticias puedan ser fidedignas. En los tiempos de Jesucristo, al igual que en la actualidad, no todas las noticias que circulaban eran cien por ciento fidedignas, razón por la cual muchos hombres no creían fácilmente las noticias que se les compartían, siempre tenían dudas, por eso antes de aceptarlas como verdades, esperaban que alguien les pueda corroborar esa noticia. Este fue el caso de los discípulos de Jesucristo, ellos no creyeron la noticia de la resurrección de su Maestro.

Tres días después de su muerte, Jesucristo resucitó tal como lo había anunciado a todos sus seguidores, y la primera persona a quien se le apareció fue a María de Magdala una de las valerosas mujeres que no había abandonado totalmente a su Maestro. Ella había estado presente cuando Jesucristo fue sentenciado injustamente por el gobernador romano, también estuvo a los pies de la cruz cuando su Señor yacía colgado en el madero, así mismo estuvo presente cuando el cuerpo de su Maestro fue colocado en el sepulcro. María de Magdala había estado cerca de Jesús desde el momento que fue liberado de los demonios, hasta que fue sepultado. Posiblemente gracias a esa fidelidad y servicio que había mostrado, tuvo el privilegio de ser la primera persona en ver a su maestro resucitado, lo cual posiblemente le causó una profunda alegría, y la certeza de que su fe en Jesucristo no había sido en vano.

Tras el encuentro con su Maestro, María de Magdala fue corriendo a contar esta maravillosa noticia a los discípulos, quienes todavía estaban lamentándose y llorando por la muerte de su Maestro. Una vez estando con los discípulos, ella les contó todo lo que había sucedido, y como había visto a su Maestro con vida. Los discípulos no creyeron la noticia de María. Ese mismo día, unas horas más tarde, Jesús nuevamente se apareció a dos de sus seguidores, y ellos también al igual que María, fueron y contaron a los discípulos, pero tampoco les creyeron. Y la misma tarde, cuando todos los discípulos estaban reunidos cenando, Jesucristo se les apareció, y les reprochó por no haber creído la noticia de su resurrección. Sin duda, los discípulos merecían que se les reprendiera. Después de todo, aquellos a quienes ellos se habían negado a creer eran testigos enviados por el mismo Señor. ¿Cómo esperaban causar impacto con la predicación del Salvador resucitado, si ellos mismo habían persistido en la incredulidad cuando otros les dieron la noticia acerca de la resurrección de su Maestro?. Además, Jesús mismo les había profetizado acerca de su resurrección, mucho antes de ser crucificado.

Queridos hermanos. A los hombres se les hace más fácil creer en los rumores sin fundamento antes que creer en una verdad fundamentada. Por eso, un gran número de personas creen fácilmente las mentiras de unos charlatanes, como los falsos profetas, falsos maestros, falsos mesías, adivinos, astrólogos, y etc., antes que creer en la verdad del evangelio que da salvación y vida eterna. Hermanos. Para compartir el evangelio de nuestro Señor a otras personas, primero nosotros debemos tener la certeza en nuestro ser de que todo lo que se encuentra en las Sagradas Escrituras son cien por ciento ciertas. Debemos tener la certeza de que Jesucristo murió y al tercer día resucitó para darnos la victoria sobre el pecado, y la dicha de vivir eternamente en el reino de los cielos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x