Jesus Is Life

ALABANZA INCESANTE A DIOS

ALABANZA INCESANTE A DIOS

El hombre y todas las cosas existentes en este extenso universo, indudablemente son obras de las manos de un Ser Divino todopoderoso, santo y eterno. Este ser Divino fue Dios. Él es el Creador de todo lo existente, y lo creó para que le rindan adoración por toda la eternidad. La corona de su creación, en múltiples etapas de su vida en este mundo, no cumple con este propósito divino, pues constantemente el hombre deja de alabar a Dios, incluso algunos nunca llegan a alabarle, ni a rendirle culto y adoración. En contraste al hombre, el resto de la creación no interrumpe su alabanza a su Creador, pues incesantemente de noche y de día expresan su alabanza al único Dios verdadero, el Único que es digno de recibir alabanza gloria y loor por toda la eternidad. Una muestra de esta alabanza incesante al único Dios verdadero, se encuentra registrada en el último libro de las Sagradas Escrituras: “Cada uno de estos seres vivientes tenía seis alas, y ojos por todos lados, y no dejaban de cantar de día y de noche: ¡Santo, santo, santo es el Señor, Dios todopoderoso, que siempre ha vivido, que vive, y pronto vendrá!” Apocalipsis 4:8 TLA.

Los cuatro seres vivientes son también obra de las manos poderosas de Dios, por eso le rinden alabanza a su Creador sin descansar. Le alaban por Su santidad. Dios es un ser santo, pues en lo que respecta a Sus pensamientos, hechos, motivos y en todo otro aspecto, Él es perfecto espiritual y moralmente. Dios es absolutamente libre de pecado y mancha alguna. Le alaban por Su omnipotencia. Dios es un ser todopoderoso, y la muestra de su poder infinito es la creación, por eso ningún ser creado puede igualar a su poder. Su poder es ilimitado y no hay nada que Él no pueda hacer. Y por último, los seres vivientes expresan su alabanza a Dios por Su eternidad. Los imperios surgen y desaparecen; aun los cielos y la tierra perecerán; pero Dios es eterno, siempre existió y siempre existirá, Sus años no se acabarán. Él es siempre el Mismo ayer, hoy y siempre, y pronto vendrá a reinar sobre toda su creación.

Es un hecho evidente que los seres humanos jamás podremos alabar incesantemente a nuestro Creador como si lo hace el resto de su creación y los Seres Vivientes que permanentemente están en su presencia, pero eso no debe ser una excusa para no alabarlo. Dios nos creó con el propósito de que le alabemos por la eternidad, por eso debemos cumplir este propósito mientras tengamos la oportunidad de hacerlo. Le debemos alabar con nuestras acciones, con nuestros pensamientos y con nuestras palabras. Todo nuestro ser debe alabar y glorificar a Dios por Su santidad, Su poder infinito y Su eternidad. El Señor pronto vendrá a gobernar este mundo, y debe encontrarnos alabando y glorificando su santo nombre.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x