Jesus Is Life

¿QUIÉN ES JESÚS?

¿QUIÉN ES JESÚS?

MATEO 16:13 Cuando Jesús llegó a la región de Cesarea de Filipo, les preguntó a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre? 14 Bueno contestaron, algunos dicen Juan el Bautista, otros dicen Elías, y otros dicen Jeremías o algún otro profeta. 15 Entonces les preguntó: Y ustedes, ¿quién dicen que soy? 16 Simón Pedro contestó: Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente. 17 Jesús respondió: Bendito eres, Simón hijo de Juan, porque mi Padre que está en el cielo te lo ha revelado. No lo aprendiste de ningún ser humano. NTV.

En ocasiones cuando las personas no conocen a alguien en particular, cuando se les pregunta acerca de ellas, con frecuencia solo hacen una breve descripción de sus rasgos, o lo que han podido observar de ellas. Pero si conocen a ese alguien, las descripciones que hacen acerca de ellos son más profundas y veraces. Solo una persona que conoce a la otra persona, está en completa capacidad de describirle exactamente tal como él es. Esto fue lo que ocurrió con Pedro, cuando el Señor preguntó a sus discípulos que: ¿Quién creían que era Él?. Una pregunta similar ya les había hecho unos minutos antes, cuando les preguntó : ¿Que decían las personas, que Quién era Él?.

Con seguridad, la enorme multitud que seguía a Jesucristo no lo conocía en su perfección, la mayoría solo le seguía por las señales maravillosas, por su alimentación milagrosa, o por la novedad de sus prédicas y enseñanzas, razón por la cual, ellos no tenían un concepto real de Quién era Jesucristo. Solo sabían que era un hombre especial de Dios, por eso sus conceptos acerca de Jesús variaban de una persona a otra. Algunos creían que Él era Juan el Bautista, otros que era Elías, y otros que era Jeremías o algún otro profeta. Pero ninguno de ellos creía que Jesucristo era el Mesías prometido, el unigénito Hijo de Dios, verdadero Dios junto con el Padre y el Espíritu Santo desde la eternidad. Esta creencia que tuvieron los judíos en cuanto a Jesús en el pasado, no es muy diferente a la de muchas personas de este tiempo, ya que ellos elogian a Jesús como un gran maestro, pero no lo conocen como su Salvador y el único Salvador del mundo.

En contraste a la multitud que seguía a Jesús, sus discípulos habían estado constantemente con Jesús por más de dos años, se habían dado cuenta cómo vivía y habían sido testigos de sus obras poderosas, y lo habían oído enseñar sobre el reino de Dios y sobre Él mismo. Los discípulos estaban en capacidad de responderle a Jesús Quien era Él, no solo por su conocimiento, sino porque también tenían la revelación de Dios Padre. Por eso ante la pregunta del Señor, Pedro, que con frecuencia hablaba primero y actuaba como vocero del resto de los discípulos, estuvo listo con una excelente respuesta: “Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente”. Pedro reconoció y confesó a Jesús como el Salvador del mundo, esperado desde hace mucho tiempo.

Jesucristo alabó a Pedro por su confesión y le recordó que nadie podría haber comprendido eso por sí mismo, sino era por la revelación de Dios Padre. De la misma manera, ningún creyente que ha aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador, lo ha hecho por su propia convicción, sino por la convicción que Dios Padre ejerce en la vida del hombre pecador. Esta convicción se da mediante el poder de la predicación del evangelio. El evangelio una vez que es predicado al hombre pecador, el Espíritu Santo actúa en el corazón del hombre, y poco a poco lo va sensibilizando hasta que un día se convenza definitivamente que necesita a Jesucristo en su vida para alcanzar la salvación y la vida eterna.

Queridos hermanos. ¿Quién es Jesucristo para nosotros?, ¿Nuestra creencia es igual a la respuesta que dio Pedro a su Maestro, o similar a lo que creía la multitud que seguía Jesús? ¿Si todavía no tenemos una respuesta clara de Quien es Jesucristo para nuestra vida?. Es momento de que pidamos a Dios que nos de la seguridad que Jesucristo, es el Mesías prometido, el unigénito hijo de Dios. El Salvador Quien con su muerte en la cruz del calvario, nos rescató de la condenación eterna, y nos dio la posibilidad de que podamos vivir eternamente en el Reino de los cielos. Hermanos. Esta es la seguridad que debemos tener como hijos redimidos de Dios, y en nuestro corazón no debe haber ninguna clase de duda de que Jesucristo es el Salvador de nuestra vida y de todo el mundo. Con esta seguridad, podemos confesar esta verdad a todas las personas que todavía caminan dudando de hacer o no a Jesucristo parte de sus vidas.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x