Jesus Is Life

JESÚS NUESTRO BUEN PASTOR

JESÚS NUESTRO BUEN PASTOR

Mientras va avanzando los años, cada vez más se va reduciendo el número de pastores de rebaños de ovejas en este mundo. Esto se debe a los grandes avances de la ciencia y la tecnología, las ovejas ya no son alimentados con pastos, sino con fórmulas químicas preparadas en los laboratorios. Además, las verdes praderas y los grandes pastizales de épocas pasadas han ido desapareciendo, por el asentamiento de nuevas civilizaciones humanas en esos lugares. Todo esto ha ido contribuyendo a que vaya desapareciendo la necesidad de que existan pastores de rebaños en este mundo. En el pasado, cuando había la necesidad de que existan pastores, el trabajo que debían desempeñar era algo peligroso, ya que las praderas y los campos donde debían llevar a los rebaños a pastar, estaban habitados por algunos animales salvajes como leones, lobos, osos, chacales y otros que se alimentaban de carne.

Los pastores eran los únicos responsables de velar por la vida de sus rebaños, y muchos como David lo hicieron a cabalidad. Ellos estaban dispuestos a luchar con estos animales salvajes para resguardar la vida de sus rebaños, no les importaba si al defenderlos perdían sus vidas. Pero también existían otras clases de pastores, los cuales cobardemente huían ante la asechanza de los animales salvajes, dejando a sus rebaños a merced de ellos. Al igual que los rebaños corrían peligro de ser atacados por animales salvajes en el pasado, los seguidores de Cristo corrían el peligro de ser atacados por personas malvadas y por las huestes espirituales de maldad. Ante este peligro que asechaba a sus seguidores, Jesucristo trató de confortarlos con las siguientes palabras: Yo soy el buen pastor. El buen pastor está dispuesto a morir por sus ovejas. Juan 10:11 TLA.

En esa época, el peligro de seguir a Jesucristo era algo tan real, ya que los líderes religiosos del pueblo judío, estaban dispuestos a deshacerse de ellos, y así frenar el crecimiento de adeptos de Cristo, por eso es que Jesús trató de confortarlos para que sigan creyendo en sus enseñanzas y no se desmoralicen por lo que les podían hacer los líderes religiosos. Jesús les prometió que era su buen pastor, y estaba dispuesto a entregar su vida con tal de que ellos puedan estar en paz. Jesucristo no buscaba la paz física de sus seguidores, sino la paz espiritual con Dios, y así puedan entrar a la morada celestial. La promesa que Cristo hizo a sus seguidores, no solo fueron palabras, ya que las cumplió a cabalidad, pues cuando llegó el tiempo determinado, como buen pastor, entregó su vida por sus seguidores en la cruz del calvario. Gracias al cumplimiento de esa promesa, nosotros hemos alcanzado la paz con Dios, y ahora tenemos vida en abundancia.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x