Jesus Is Life

LA PACIENCIA DE DIOS

LA PACIENCIA DE DIOS

ZACARÍAS 11:4 El SEÑOR mi Dios dice: Ve y cuida del rebaño que está destinado para el matadero. 7 Así que cuidé el rebaño destinado al matadero, el rebaño que fue oprimido. Entonces tomé dos varas de pastor y a una nombré Favor y a la otra Unión. 8 En un solo mes me deshice de los tres pastores malvados. Sin embargo, perdí la paciencia con estas ovejas y ellas también me odiaron. 9 Así que les dije: Ya no seré su pastor. Si se mueren, que se mueran. Si las matan, que las maten. ¡Y que las sobrevivientes se devoren unas a otras!. 10 Entonces tomé mi vara llamada Favor y la partí en dos para mostrar que había revocado el pacto que había hecho con todas las naciones. 11 Así terminó mi pacto con ellas… NTV.

Cada hombre tiene un límite hasta donde puede soportar calumnias, burlas, insultos, comentarios mal intencionados y hasta golpes de los que están a su alrededor. Pero cuando alguien pasa ese límite, explotan en contra de su agresor y tratan de pagarle con la misma moneda. La paciencia del hombre para soportar agravios de otros hombres no es ilimitada, todo tiene su límite y si alguien pasa ese límite, tiene que estar preparado para asumir sus consecuencias. Al igual que la paciencia del hombre, la paciencia de Dios no es ilimitada. Dios es paciente mucho más que los hombres, pero su paciencia también tiene un límite para soportar la rebeldía y los pecados de los hombres. Cuando alguien pasa esos límites, a Dios no le tiembla la mano para descargar su ira en contra del pecador.

La paciencia de Dios fue rebelada en favor del pueblo hebreo, por eso a pesar de que era difícil de manejar, Dios siempre levantaba líderes para apacentarlo. Algunos líderes o reyes al iniciar su período de reinado sobre Israel, comenzaban obedeciendo la voluntad del Creador, obedeciendo cada una de las leyes y mandamientos de Quien los llamó a dirigir el reino. Pero esa obediencia al Creador solo era temporal, ya que cuando pasaban los años de gobierno, casi siempre abandonaban la voluntad de Dios y comenzaban a reinar bajo la voluntad de sus corazones. Los reyes abandonaban las leyes y los mandamientos de Dios por influencia del mismo pueblo al cual gobernaban. Dios aparte de levantar líderes civiles para que gobiernen a Israel, también levantó a los profetas, para que adviertan al pueblo las consecuencias que les iba a sobrevenir por las constantes rebeliones y la desobediencia a las leyes y mandamientos de Dios. Israel no atendió a estas advertencias, más bien fueron en contra de los profetas de Dios, a algunos los apresaron, desterraron del reino y a otros llegaron hasta matarlos. Por esta rebeldía del pueblo hebreo, Dios los llamo: “Ovejas de la matanza”.

Dios llamó al profeta Zacarías para que apaciente a este pueblo, y los dirija en los caminos del Creador. El profeta atendió las palabras de su Creador y accedió apacentar a estas ovejas que estaban condenadas por sus rebeldías. Zacarías para apacentar a este pueblo rebelde, tomó dos varas de pastor, a una nombró Favor y a la otra Unión. Dios a través de su Favor y Unión con el pueblo, había hecho un pacto donde se comprometió a velar por su pueblo; protegerlo, bendecirlo y prosperarlo. El pueblo se comprometió a obedecer y cumplir las leyes y mandamientos de Dios. El Creador cumplió con su pacto, pero el pueblo de Israel no fue fiel a su palabra, al contrario, quebrantaron las leyes y mandamientos de Dios. Por los incumplimientos del pacto por parte del pueblo de Israel, Dios, ya no seguiría adelante cumpliendo su parte del pacto, y el profeta Zacarías les dio a entender esta ruptura al romper el cayado del Favor en dos. Al romper este pacto, Dios dejaría de cuidar, proteger y bendecir al pueblo, los dejaría a merced de las asechanzas de los reinos enemigos, permitiéndolos destruir a Israel por completo.

Queridos hermanos. Algunos creyentes erróneamente creen que la paciencia de Dios es ilimitada, por eso no escuchan las advertencias del Espíritu Santo que mora en su interior y siguen en sus prácticas pecaminosas. Pero llegará el tiempo cuando la paciencia de Dios termine y derramará su ira sobre todos los que rehusaron escuchar la voz de advertencia de su Santo Espíritu y de todos sus siervos. En ese día descargará toda su ira al igual que lo hizo sobre el pueblo hebreo en el pasado. Amigo. En el pasado, Dios, por su Favor y misericordia envió profetas para dirigir al reino descarriado de Israel, de igual forma, Dios también envió a su hijo amado Jesucristo a este mundo para rescatar a todas las personas que vivían bajo la influencia de la maldad y el pecado. Israel despreció a los profetas de Dios, Usted, ¿Despreciará al Hijo de Dios? ¿Acaso será parte de las ovejas de la matanza del final de los tiempos? Deje su rebeldía, y escuche las advertencias de Dios, arrepiéntase de sus pecados y acepte a Jesucristo en su corazón.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x