Jesus Is Life

DIOS SIEMPRE ESTÁ CON NOSOTROS

DIOS SIEMPRE ESTÁ CON NOSOTROS

La vida del creyente en este mundo no es color de rosas, ya que tiene que enfrentarse a un mar de situaciones adversas como la injusticia, el desempleo, necesidades económicas, enfermedades, delincuencias, muerte de familiares o amigos y tentaciones. Todas estas situaciones adversas pueden hacer que los seguidores de Cristo desfallezcan, y pierdan la esperanza en el poder del Unigénito Hijo de Dios para ayudarles a salir de todas esas tribulaciones. Ante esta posible pérdida de esperanza de parte de sus hijos, el eterno Creador por medio del profeta Isaías les da a conocer estas promesas a sus hijos para que permanezcan firmes en su esperanza y no desfallezcan: “Cuando pases por aguas profundas, yo estaré contigo. Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogarás. Cuando pases por el fuego de la opresión, no te quemarás; las llamas no te consumirán.” Isaías 43:2 NTV.

Ante la visita de una situación adversa a nuestra vida, nos desmoralizamos con tanta facilidad pues nos olvidamos que estamos bajo el cuidado y la protección del Señor de los Ejércitos Celestiales. Esto se debe a que no hemos alcanzado un nivel de madurez espiritual y seguimos siendo como niños fluctuantes pese a que tenemos muchos años de estar en los caminos del Señor. Si fuésemos maduros en la fe, no nos dejaríamos atemorizar fácilmente por las situaciones adversas que llegan a nuestra vida, pues tendríamos la plena certeza que el Señor cumplirá con sus promesas de cuidado y protección ante toda dificultad que nos sobrevenga. Nuestro amado Padre Celestial prometió al pueblo hebreo que si afrontaba un mar de problemas no se ahogarían en esos problemas ya que Él iba a estar junto a ellos para socorrerles oportunamente. Así mismo les prometió que si se encontraban en medio de personas malvadas y opresoras no los lastimarían, ya que Él los defendería. Estas promesas que Dios hizo al pueblo hebreo en el pasado, son también para nosotros en el presente, ya que somos sus hijos, gracias a que fuimos adoptados por el sacrificio que Cristo Jesús hizo en el madero.

Somos hijos de Dios, y esta es la garantía de que nosotros siempre vamos a disfrutar de su cuidado y protección en todo momento, y en todo lugar. No es fácil no desmoralizarse ante alguna adversidad, pero en esos momentos es más cuando tenemos que aferrarnos a estas promesas de nuestro Padre Celestial. Confiar en que Él está junto a nosotros, dispuesto a darnos la fortaleza necesaria para que sobrellevemos nuestras aflicciones y salgamos victoriosos de ellos. Dios es fiel y siempre cumplirá sus promesas, por eso no permitirá que nos ahoguemos en nuestras aflicciones, ni tampoco que los hombres malvados nos lastimen.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x