Jesus Is Life

LA ESTRUCTURA, NO ES IMPORTANTE

LA ESTRUCTURA, NO ES IMPORTANTE

HAGEO 2:1 Entonces el 17 de octubre de ese mismo año, el SEÑOR envió otro mensaje por medio del profeta Hageo: 2 Di lo siguiente a Zorobabel, hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y a Jesúa, hijo de Josadac, el sumo sacerdote, y al remanente del pueblo de Dios allí en la tierra: 4 … ahora el SEÑOR dice: Zorobabel, sé fuerte. Jesúa, hijo de Josadac, sumo sacerdote, sé fuerte. Ustedes que aún quedan en la tierra, sean fuertes. Así que ahora, ¡manos a la obra!, porque yo estoy con ustedes, dice el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales. 5 Mi Espíritu permanece entre ustedes, así como lo prometí cuando salieron de Egipto. Por lo tanto, no teman”. 9 La futura gloria de este templo será mayor que su pasada gloria dice el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales… NTV.

Cuando las cosas no salen como lo habían planificado, las personas no se conforman con ese logro, en su lugar se entristecen por no haber alcanzado lo anhelado. Este sentimiento de tristeza y de frustración lo sintieron los judíos tras haber terminado con la reconstrucción del templo de Jerusalén. Todo el pueblo estaba triste y desmoralizado, no querían para nada iniciar con los servicios rituales religiosos en el templo, ya que el templo que habían reconstruido, no parecía en nada al glorioso templo que había construido el rey Salomón en el pasado. Dios al ver la tristeza de su pueblo, unos meses más tarde que la obra de reconstrucción del templo había terminado, le envió un nuevo mensaje al profeta Hageo para tratar de alentar a su pueblo.

Para los judíos devotos, el templo era lo más importante, ya que era la morada terrenal de Dios, y el centro religioso de toda la nación, por eso anhelaban que el templo sea la edificación más grandiosa de todo el reino, pero cuando vieron el templo que habían reconstruido, no tenía el esplendor ni la majestad que esperaban, no se igualaba en nada al templo que los babilonios habían destruido alrededor de 70 años atrás. Por eso El Señor de los Ejércitos Celestiales por medio del profeta, trató de levantar la moral de todo el pueblo, y dijo a Zorobabel quien era el gobernador de Judá, que sea fuerte, así mismo lo hizo con Jesúa, el sumo sacerdote, y así lo hizo con todo el remanente que se encontraba en Jerusalén. Dios con estas palabras, trató de alentar a su pueblo para que no estén desmoralizados, por no haber podido construir un templo similar o más grandioso al de Salomón. Además, les recalcó que Él estaría con ellos, y les pidió que iniciaran lo más pronto posible con los servicios religiosos en el templo que habían reconstruido.

El profeta Hageo, antes de darles todo el mensaje de Dios, les recordó el pasado del pueblo, les recordó el período de la cautividad en la región de Egipto, les recordó cómo Dios les liberó de las manos del faraón. Les recordó todo esto, para que ellos sigan teniendo confianza en el Creador, pues desde que Dios les liberó de Egipto, permaneció con ellos hasta que llegaron a la tierra prometida. El profeta quería que sus compatriotas entendieran que la estructura del templo no era lo más importante para que Dios esté cerca de ellos. Al Creador no le importaba la estructura para estar cerca de su pueblo escogido. Dios estaría con ellos, porque había hecho un pacto perpetuo de permanecer en medio de ellos. El profeta afirmó este pacto para que el pueblo permanezca tranquilo confiando en la presencia de Dios en el reino.

Queridos hermanos. En la actualidad, muchos cristianos al igual que el pueblo judío, anhelamos ver una estructura grandiosa para congregarnos, buscamos una congregación que preste todos los servicios (Guardias de seguridad, parqueadero privado, guardería para niños, ministerio de alabanza integrado por profesionales, asientos confortables, espacios amplios, etc.). Anhelamos todo esto, pues deseamos nuestro confort y nos olvidamos de la parte más importante, nos olvidamos de la parte espiritual. Muchas veces, la espiritualidad, no se encuentra en lo grandioso de la estructura física del templo, la verdadera espiritualidad se encuentra en los que sirven dentro de ellos. Hermanos, si estamos buscando un lugar donde congregarnos, no nos dejemos orientar por lo grandioso que sean los templos, sino, congreguémonos por la espiritualidad que se manejan dentro de ellos. Congreguémonos por la relación que tiene la congregación con el Señor y la predicación de la palabra de Dios de manera fiel. Recordemos lo más importante no es la estructura física, lo más importante es la parte espiritual. Es nuestra relación con nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x