Jesus Is Life

NUESTRA PREPARACIÓN ESPIRITUAL

NUESTRA PREPARACIÓN ESPIRITUAL

Cuando anhelamos tener una preparación académica, lo primero que hacemos es buscar una institución educativa que sea reconocida por preparar a los mejores profesionales en las diferentes carreras existentes. Esta búsqueda la hacemos porque queremos tener la mejor instrucción académica para nuestra formación como futuros profesionales de élite y de vanguardia. En nuestra mente está que nuestra preparación, solo la lograremos al estar a los pies de los mejores maestros, pues al ser preparados por los mejores, llegaremos a tener los mismos conocimientos que nuestros maestros al culminar los estudios. Esta manera de pensar en cuanto a nuestra preparación académica es correcta, por eso Jesucristo les dio a conocer esta realidad a sus discípulos en una de sus enseñanzas: “Ningún discípulo es más que su maestro: cuando termine sus estudios llegará a ser como su maestro.” Lucas 6:40 DHH.

Cuando iniciamos nuestra preparación académica, ya sea en la primaria, secundaria o universitaria, nuestros conocimientos de las diferentes cátedras que nos toca estudiar son mínimas o inferiores en comparación a los conocimientos que tienen nuestros catedráticos, pero al finalizar nuestros estudios de manera exitosa, podemos tener la certeza de que alcanzaremos los mismos conocimientos que tiene nuestros maestros. Si nuestros catedráticos no están adecuadamente preparados en la cátedra que nos imparten, nosotros tampoco estaremos adecuadamente preparados, porque un maestro no puede enseñarnos más allá de sus conocimientos adquiridos. Y esta enseñanza es la que nos da Jesucristo, por eso si queremos ser los mejores profesionales debemos estudiar con los mejores. Esta enseñanza de Jesucristo no solo la debemos aplicar en nuestra formación secular, sino también en nuestra formación espiritual. Si queremos conocer a fondo las Sagradas Escrituras, debemos buscar maestros que de verdad estén consagrados a la enseñanza Bíblica, y que lo hagan con temor y temblor.

En el mundo existen muchas personas que dicen ser maestros de la Biblia, pero en realidad no lo son, ya que sus vidas no están totalmente consagradas a la voluntad de Dios, y sin esa consagración, jamás conocerán profundamente las revelaciones que se encuentran en las Sagradas Escrituras. Por eso siempre será importante que para nuestra formación espiritual, y nuestro discipulado en los caminos del Señor, busquemos pastores y maestros de la Biblia completamente consagrados al Señor, y que tengan un adecuado testimonio entre los creyentes, pues ellos serán los únicos que nos podrán ayudar a crecer en nuestra vida espiritual, y en el conocimiento de la voluntad de Dios para nuestras vidas.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x