Jesus Is Life

EL REINADO DE CRISTO

EL REINADO DE CRISTO

MIQUEAS 5:3. El pueblo de Israel será entregado a sus enemigos hasta que dé a luz la mujer que está de parto. Entonces, por fin, sus compatriotas volverán del destierro a su propia tierra. 4 Y él se levantará para dirigir a su rebaño con la fuerza del SEÑOR y con la majestad del nombre del SEÑOR su Dios… 5 Y él será la fuente de paz… 7 Entonces el remanente que quedó en Israel ocupará su lugar entre las naciones. Será como rocío enviado por el SEÑOR o como lluvia que cae sobre la hierba, la cual nadie puede controlar ni hacer que se detenga. 9 La gente de Israel enfrentará a sus adversarios y todos sus enemigos serán aniquilados. 15 Derramaré mi venganza sobre las naciones que se niegan a obedecerme. NTV.

El profeta Miqueas en sus palabras de profecía, dio a conocer a su pueblo que irremediablemente serían entregados a sus enemigos como parte del juicio de Dios sobre la nación por haberse rebelado contra Él. En su profecía también les dio a conocer que esta disciplina divina no sería para siempre, ya que Dios en su amor y misericordia los liberaría de las manos de sus enemigos. Pero esta profecía de liberación definitiva de la nación hebrea, no sería de manera inmediata, sino que tendría que transcurrir muchos años hasta la llegada del Mesías prometido. Ya que Él sería el encargado de dar libertad a todos los cautivos, y de reunir a todo su pueblo que un día fue disperso por los ataques de las naciones enemigas.

Además, el profeta dio a conocer que en el reinado de Cristo, el remanente de la casa de Israel será de bendición para todas las naciones del mundo, como cual rocío que cae en la madrugada para refrescar un nuevo día y dar vida a las plantas, como cual lluvia de verano: suave, refrescante. Dios en los postreros días, utilizará a la casa de Jacob para luchar en contra de las naciones que no deseen estar bajo el señorío de Jesucristo, y en contra de los que no quieran someterse a la obediencia de las leyes y los mandamientos de Yahvé. Después de que las naciones enemigas sean destruidas, Dios destruirá todos los elementos de adoración a los dioses paganos dentro de Israel, destruirá los altares, los templos, las imágenes y esculturas hechas por manos humanas. Dios despojará de la mente y el corazón de Israel, los deseos de adorar e inclinarse a los dioses de los imperios derrotados, a los dioses que adoraron los malos gobernantes, sacerdotes y profetas de las épocas pasadas del reino. En Israel, durante el reinado de Cristo, no habrá otro Dios que no sea Yahvé.

Con la victoria de Jesucristo sobre las naciones enemigas, vendrá el triunfo del evangelio en toda su pureza. Todas las personas que hayan escapado de las guerras, reconocerán a Dios como el único Dios verdadero, y le rendirán culto y adoración solo a Él. Las prácticas religiosas que tanto mal hicieron y llevaron a la condenación, a la destrucción de Israel en el pasado, serán desterradas de este mundo, de igual forma todo vestigio de idolatría desaparecerá. En el reinado eterno de Jesucristo, las fortalezas de los pueblos, no se encontrarán en el poder militar, ni en la de sus armas, sino en el poder del Dios todopoderoso. Después de las batallas contra las naciones paganas, Dios destruirá todas las armas que se utilizaron para la seguridad de la nación de Israel. No habrá necesidad de armamentos, debido a que Dios gobernará en el corazón de cada persona.

Queridos hermanos. La maldad que gobierna en este mundo no será para siempre, ya que llegará un día cuando la maldad será desterrada definitivamente de este mundo. Mientras ese día glorioso llegue, las personas que han entregado sus vidas a Cristo, deben perseverar en el camino de la verdad y la justicia, sin dejarse influenciar por los deseos de su vieja naturaleza. Esta perseverancia en el evangelio de las buenas nuevas que da salvación, les asegurará un lugar en la morada del eterno Creador, ya que Jesucristo antes de empezar su gobierno en este mundo, llevará a todos sus siervos al lugar que fue a preparar cuando regresó a su Padre tras entregar su vida por toda la humanidad. Hermanos. En la actualidad nosotros vivimos en un mundo de caos, donde las sectas y las falsas religiones han proliferado al máximo, llevando a las personas a la perdición y a la condenación por parte del Creador. En el regreso de Jesucristo pondrá fin a todas estas sectas y religiones, la verdadera palabra de Dios saldrá a la luz, y a través de ella, nuestro amado Señor gobernará a todas las naciones del mundo.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x