Jesus Is Life

CARA A CARA CON EL SEÑOR

CARA A CARA CON EL SEÑOR

AMÓS 4:1 Escúchenme, ustedes, … que viven en Samaria…6 Hice que pasaran hambre en cada ciudad y que hubiera hambruna en cada pueblo, pero aun así, ustedes no se volvieron a mí, dice el SEÑOR. 7 Yo detuve la lluvia cuando sus cosechas más la necesitaban… 9 Arruiné sus cultivos y viñedos con plaga y moho. La langosta devoró todas sus higueras y todos sus olivos; pero aun así, ustedes no se volvieron a mí, dice el SEÑOR. 11 Destruí algunas de sus ciudades, así como destruí Sodoma y Gomorra… pero aun así, no se volvieron a mí dice el SEÑOR. 12 Por lo tanto, yo traeré sobre ustedes los desastres que he anunciado. Pueblo de Israel, ¡prepárate para encontrarte con tu Dios en el juicio!. NTV.

Algunas personas inconversas tienen un mal concepto de Dios al leer el Antiguo Testamento. Ellos al no leer todo el contexto de los hechos por los cuales Dios envió severas disciplinas sobre algunas naciones, tachan a Dios de ser un ser despiadado y vengativo, que disfruta de castigar a los seres humanos ante la mínima falta que cometan. Pero si leyeran correctamente todos los hechos que se suscitaron para que Dios discipline a las naciones, se darían cuenta de que Dios no es como ellos lo creían. Dios no es despiadado con sus criaturas, más bien es amoroso y compasivo, Él siempre está dispuesto a perdonar a todos los que muestren arrepentimiento de sus faltas y pecados. Además, es paciente, por eso no envía su castigo inmediato cuando el hombre se revela contra su voluntad, en cambio le da tiempo para que muestre arrepentimiento, y no solo eso, sino que también le envía advertencias para que cambie de actitud y vuelva a sus caminos. Pero si después de todo esto el hombre persiste en su rebeldía, a Dios no le queda más remedio que cumplir sus palabras de advertencia y derramar Su justo castigo sobre el hombre pecador.

El amor, la misericordia y la paciencia de Dios sobre los hombres, se puede evidenciar en el trato que mantuvo con el pueblo hebreo. El pueblo se reveló contra la voluntad de Dios, pero pese a esa rebelión, Dios no les envió un castigo inmediato, sino que envió a muchos profetas para que hagan entrar en razón al pueblo, pero ellos no atendieron las advertencias y siguieron adelante con sus vidas de maldad y pecado. Ante estas negativas a la voz de sus profetas, Dios envió una serie de advertencias físicas preliminares sobre el reino israelí, antes de enviarles el castigo final, tratando de esta manera que el pueblo cambiase de actitud y volviese a los caminos trazados por Él. Dios envió una severa hambruna sobre todo el reino, detuvo la lluvia para que los cultivos de los campos se secasen, envió plaga y moho para que arruinen los huertos y viñedos, además envió langostas para que devorasen completamente las higueras y los olivos, pero pese a estas señales, el pueblo israelí no mostró arrepentimiento de sus pecados. Aparte de estas señales, Dios envió plagas similares a las que derramó sobre Egipto, destruyó alguna de las ciudades del reino como había destruido a Sodoma y Gomorra. A pesar de todas estas señales, Israel no se volvió de todo corazón a Dios.

Ante la negativa de Israel a escuchar a los profetas, y no atender a las señales físicas que sobrevinieron sobre la nación, Dios por medio del profeta Amós, hizo saber a toda la nación que descargaría toda su ira sobre ellos. Que cumpliría con cada una de las palabras de advertencias dadas por sus profetas, que en su ira arrasaría con toda la nación. Además, el profeta Amós dijo a sus compatriotas rebeldes, que se prepararan para encontrarse con su creador en el día de su juicio sobre la nación. Con estas palabras de sentencia, el profeta selló el destino que esperaba a todos sus compatriotas, su tiempo se había acabado para mostrar arrepentimiento de sus rebeliones contra Dios.

Queridos hermanos. El reino israelí empezó a vivir bajo el dominio del pecado y la idolatría. Esta forma de vivir encegueció los pensamientos del pueblo, y no fueron sensibles para entender las advertencias de los profetas, y peor aún entender las señales enviadas por Dios antes de su juicio final. A Israel le esperaba el encuentro cara a cara con su Creador, con su Señor. Cuando empezamos a vivir al margen de la voluntad de Dios, nuestros pensamientos cabales empiezan a nublarse, y nuestra sensibilidad para escuchar la voz de Dios se entorpece. Esta obstaculización hace que nos enceguezcamos a las advertencias que el Creador nos hace para que volvamos a los caminos de su verdad y justicia. Hermano. Talvez Dios le esté enviando señales en estos momentos, antes de enviarle algún castigo más grave. Señales como una enfermedad, una necesidad económica, problemas en su trabajo, o discusiones familiares. Analice cada una de estas situaciones, vea si Dios le está hablando en alguna de ellas para que usted recapacite de la vida que ha venido llevando. Si encuentra que es una advertencia de Dios, haga caso de esa advertencia, empiece a vivir una verdadera vida cristiana que le agrade al Señor, antes de que Dios le llame a su presencia para que este cara a cara con Él.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x