Jesus Is Life

ENVIADOS PARA RECONCILIAR

ENVIADOS PARA RECONCILIAR

Cada gobernante o presidente de un país, tiene un delegado que le representa en cada una de las naciones del mundo. Una de las funciones de los delegados, es representar a su gobernante o presidente en las diferentes actividades protocolarias, sean estas de orden público o privado que se realicen en la nación en la que se encuentran asignados. Además, tienen que promocionar la cultura, el arte, la flora, la fauna y los diferentes rincones del país ; y así incentivan el turismo hacia su nación. Así como un delegado gubernamental representa a su gobernante en una determinada nación, el creyente representa a Jesucristo en este mundo. Esta verdad del evangelio nos da conocer el apóstol Pablo: Cristo nos envió para que hablemos de parte suya, y Dios mismo les ruega a ustedes que escuchen nuestro mensaje. Por eso, de parte de Cristo les pedimos: hagan las paces con Dios. 2 Corintios 5:20. TLA.

Todos los que hemos aceptado a Cristo como nuestro Señor y salvador, nos hemos convertido en sus representantes en este mundo ante la sociedad inconversa. Como representantes del Rey del cielo, tenemos el deber y la obligación de compartir el evangelio de la salvación y la vida eterna a todas las personas inconversas, para que ellos puedan reconciliarse con Dios, quien es su Rey verdadero que gobierna todo lo existente. Nuestra labor como representantes de Cristo, no debe ser de forma ligera, sino debe ser intensa, y con todo el deseo de que las personas a las que compartimos el evangelio, puedan reconciliarse con Dios y no sean parte de los condenados en el final de los tiempos. Debemos tener presente que a medida que compartimos las buenas noticias de salvación, Dios habla y llama a través de nosotros a los pecadores incrédulos a que se acerquen a Él con actitud de fe, y acepten la salvación que les ofrece gratuitamente. Cada vez que compartimos el evangelio, Dios hace un llamado a los inconversos para que se arrepientan de sus pecados y entreguen sus vidas a su amado Hijo Cristo Jesús.

Dios desea que toda la humanidad se reconcilie con Él, por eso nos ha delegado como sus representantes en este mundo para que anunciemos su mensaje de salvación a todas las personas. Teniendo presente esta importante función que nos fue delegada, debemos cumplir sin demora y sin temor, ya que Dios mismo nos dará la fortaleza necesaria para hacerlo, y también pondrá las palabras precisas que deberemos pronunciar para llegar efectivamente con el mensaje de salvación al corazón de los hombres. En esta importante misión, Dios va a estar siempre con nosotros, brindándonos toda su ayuda, y nos dirigirá a las personas que realmente estén necesitadas de escuchar este mensaje que puede transformar sus vidas y liberarles de la condenación eterna.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x