Jesus Is Life

NO TODA INTENCIÓN ES APROBADA

NO TODA INTENCIÓN ES APROBADA

Durante nuestra vida cristiana, tratamos de emprender nuevos ministerios para honrar y glorificar a Dios, pero al momento de planificar, no consultamos a Dios, si esa es su voluntad, y damos por hecho de que Él lo aprueba, y seguimos adelante con la ejecución del ministerio. El no consultar a Dios antes de emprender nuevos ministerios, puede ser una de las causas de que fracasemos en nuestro intento de honrar y glorificar a Dios con nuestros dones y talentos. Nuestras intenciones de servir a Dios podrán ser buenas, pero no todas van a estar en conformidad a la voluntad de Dios. Esto lo hizo saber el eterno Creador a su fiel siervo David, pero el SEÑOR le dijo: “Tú querías construir el templo para honrar mi nombre; tu intención es buena, pero no serás tú quien lo haga. Será uno de tus hijos quien construirá el templo para honrarme”. 1 Reyes 8:18-19 NTV.

David amaba profundamente a Dios, y al darse cuenta de que él vivía en un hermoso y lujoso palacio, pero que su amado Creador, no tenía un lugar estable como su morada en medio de su pueblo, deseó desde lo más profundo de su corazón edificar un hermoso templo en Jerusalén para que sea la morada de su Dios, y que todo su pueblo pueda acudir a ese lugar santo para honrarle y glorificarle. Ante la intención de David, el Señor le envió palabra indicándole que no sería él quien lo construiría porque era hombre de guerra, pero añadió estas palabras significativas: “Bien has hecho en tener tal deseo”. Dios tomó en cuenta el deseo de David, ya que su deseo era bueno y le nacía desde lo más profundo de su corazón, pero eso no era suficiente para que Dios le permita construir un templo para Él, pues el plan de Dios era de que su hijo Salomón fuera quien construya Su Templo

Las intenciones de servir a Dios con los diferentes dones y talentos que hemos recibido del Espíritu Santo pueden ser buenas, pero no todas son aprobadas por Él, por eso antes de emprender algún nuevo ministerio, debemos consultar a Dios si es esa Su voluntad para nuestra vida, ya que si no es esa Su voluntad, todo lo que emprendamos será en nuestras propias fuerzas y pronto fracasaremos. Dios desea que todos sus hijos estén ocupados involucrados en algún ministerio, pero también es su deseo que le consulten antes de emprender nuevos ministerios. Porque al consultarle, le estará mostrando de que tiene una total dependencia de Él para iniciar cualquier servicio. Antes de iniciar un ministerio o servicio, oremos a Dios para que nos muestre si esa es su voluntad, si no es así, Él mismo nos mostrará cual es el ministerio idóneo que tiene preparado para que emprendamos. Y una vez que conozcamos lo que quiere para nosotros, sirvámosle con todo nuestro corazón, tratando de que el nombre de nuestro Señor sea glorificado por toda la eternidad.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x