Jesus Is Life

UNA VIVA IMAGEN

UNA VIVA IMAGEN

Una vez creada la primera pareja en el huerto del Edén, recibió un mandato específico de parte de su Creador, ese mandato fue el de procrear. Los hijos nacidos de esa primera pareja y los hijos de todas las parejas de las generaciones humanas, iban a tener características físicas o rasgos físicos similares a los de sus padres. Rasgos como el color de la piel, color de los ojos, color del cabello, forma de la nariz, contextura del cuerpo, etc. Algunos hijos no solo iban a tener rasgos físicos similares a la de sus padres, sino también otras cualidades como el comportamiento, la forma de caminar, los gestos y más cualidades. Esto se debe a que los hijos iban a ser una imagen viva de sus padres, una prueba evidente de todo esto lo tenemos en Set, uno de los hijos de la primera pareja creada por Dios: Cuando Adán tenía ciento treinta años, fue padre de un hijo que era igual a él, su viva imagen, y lo llamó Set. Génesis 5:3. NTV.

La narrativa Bíblica nos da a conocer que Adán engendró un hijo a su viva imagen, y le puso por nombre Set. Es probable que cuando Eva veía a su hijo Set, se decía para sí lo parecido que su hijo era a su esposo Adán. Los rasgos físicos y cualidades entre los padres e hijos ha trascendido en todas las generaciones humanas, razón por la cual se repiten con frecuencia el siguiente refrán: “De tal palo, tal astilla”. Esto denota lo parecidos que son los hijos a sus padres. Engendrar hijos a una viva imagen, no debe ser solo en cualidades y características físicas, sino también en cualidades y características espirituales.

Si los padres profesan su fe en Cristo, los hijos también tienen que profesar esa fe. Ellos también tienen que tener a Cristo Jesús en sus corazones. Por eso es importante que los padres desde temprana edad inculquen a sus hijos a llevar una vida en el temor de Dios. Deben enseñarles a leer y a estudiar las Sagradas Escrituras, a dar gracias a Dios por todo lo que reciben, a alabar y glorificar el Santo nombre de Dios, a servir con los dones y talentos que han recibido. Con enseñanzas similares a estas; los padres cristianos podrán asegurar que sus hijos tengan una viva imagen espiritual igual a ellos.

En el tiempo presente, Dios se vale de los padres cristianos para encaminar a las nuevas generaciones en el conocimiento del evangelio, y así las nuevas generaciones no vayan a la condenación eterna. Si usted tiene un profundo amor por Cristo, debe anhelar que sus hijos también lo tengan, por eso es importante que los instruya con regularidad en los caminos del Señor, porque si no lo hace, es más probable que sus hijos no tengan la viva imagen espiritual que usted. Además, corren el peligro de que se aparten de los caminos del Señor y sean atrapados por la red de los placeres que ofrece este mundo, y dirijan sus vidas a la condenación eterna, lejos de la presencia del Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x