Jesus Is Life

COMPARTAMOS LO QUE TENEMOS

COMPARTAMOS LO QUE TENEMOS

Es importante extender nuestras manos y compartir los recursos que tenemos con las personas que están pasando alguna clase de necesidad, ya que la generosidad alegra el corazón del necesitado y mucho más el corazón de la persona que comparte sus bienes. Además, la generosidad es un mandato de Dios para todos sus hijos, ya que Él es generoso en todo tiempo con toda la humanidad, y sus hijos tenemos que seguir el ejemplo de nuestro amado Padre Celestial. La práctica de la generosidad con los necesitados, en algún momento puede traernos una grata recompensa en momentos menos esperados, o cuando más lo requeramos, esto nos da a entender el sabio escritor del libro de Eclesiastés: “Comparte lo que tienes lo más que puedas, pues no sabes el mal que puede venir sobre el país.” Eclesiastés 11:2 DHH.

Los recursos que hoy tenemos en nuestras manos, no nos garantiza que mañana los seguiremos teniendo, ya que podemos llegar a perderlo por diferentes factores. Lo podemos perder por una mala administración, una mala inversión, un robo de nuestros bienes, o que el país entre en una debacle financiera a causa de un conflicto armado con otro país. Nada de lo que tenemos hoy es seguro, por eso debemos aprovechar siendo generosos lo más que podamos , compartiendo los recursos que tenemos cuando haya abundancia en nuestra vida, antes de que todo se desvanezca. Nuestra generosidad debe ser desinteresada, porque es posible que lleguen momentos de calamidad y desgracia cuando ya no nos sea posible compartir con las personas necesitadas. Además, una generosidad desinteresada, en algún momento nos puede traer réditos, y posiblemente en los momentos que necesitemos que alguien nos extienda su mano.

La bondad y la generosidad con los necesitados siempre es recíproca, posiblemente hoy demos y mañana recibamos, por eso debemos compartir con todas las personas que lo requieran, lo que Dios en su inmensa generosidad nos ha regalado. Por compartir sus bendiciones, Dios en su amor, fidelidad y misericordia no dejará que padezcamos necesidades, Él siempre velará por nosotros, y nos sustentará. No escondamos nuestras manos a los menesterosos, posiblemente mañana seamos uno de ellos, y necesitaremos que alguien nos extienda la mano. Como no sabemos lo que nos depara el día de mañana, aprovechemos al máximo realizando amistades por medio de nuestra generosidad desinteresada. Siendo generosos con los menesterosos, podremos estar seguros que estamos cumpliendo con la demanda de Dios y Él en su fidelidad siempre estará por nosotros, guardándonos de que nada malo nos pase, y sustentando nuestras necesidades de cada día.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x