Jesus Is Life

EL BRILLO DE LA LUZ

EL BRILLO DE LA LUZ

Cuando la luz del día desaparece y la obscuridad de la noche se hace presente, los ojos de los hombres se van nublando y la capacidad para distinguir las cosas también se desvanece. El hombre necesita la luz para poder distinguir lo que tiene a su alrededor. Sin la luz, la vida del hombre puede volverse un caos con tropiezos constantes con todo lo que le rodea. El brillo de la luz es importante para el hombre, y no solo el brillo de la luz física, sino también el resplandor de la luz espiritual en el corazón del hombre, ya que es la única que le da a conocer la gloria de Dios. Esto lo dijo el apóstol Pablo en su segunda carta a los hermanos de la iglesia en Corinto. “Porque el mismo Dios que mandó que la luz brotara de la oscuridad, es el que ha hecho brotar su luz en nuestro corazón, para que podamos iluminar a otros, dándoles a conocer la gloria de Dios que brilla en la cara de Jesucristo.” 2 Corintios 4:6 DHH.

En el momento de la creación del mundo, el espacio estaba dominado por la obscuridad, pero Dios con su infinito poder, ordenó que la luz brotara de la oscuridad para que alumbre a todo el universo, y dé la posibilidad a todos los seres vivientes para que puedan distinguir las cosas que les rodean, y así no tengan tropiezos con ellas. La luz física o natural, ayudó a los seres humanos para que no tengan tropiezos con los objetos físicos, pero no le ayudó a evitar los tropiezos espirituales, ya que no había una luz que resplandeciera en sus corazones, por eso el mismo Dios que hizo brotar la luz física, hizo también brotar la luz espiritual en el corazón de los hombres. Dios, iluminó la vida de los hombres para que puedan ver su poder y gloria reflejado en el rostro de su amado Hijo Cristo Jesús.

La luz que irradia Cristo Jesús, se esparció en nuestro ser en el momento de nuestra conversión, y ya no somos parte de las tinieblas, ahora somos parte de la luz de Cristo, y tenemos que resplandecer por todo lo alto para alumbrar a las personas que todavía son parte de la oscuridad de este mundo dominado por el maligno. Con nuestro resplandor, debemos dar a conocer la gloria de Dios que brilla en el rostro de nuestro Señor Jesucristo. Nuestra luz es nuestro testimonio de vida como hijos de Dios, por eso en medio de las personas que no conocen al Señor, debemos mostrar un adecuado testimonio, y no solo en medio de los no creyentes sino en medio de todas las personas. Nuestra vida debe reflejar la honradez, la justicia, el amor, la misericordia, el perdón, la generosidad y todas las virtudes de Cristo Jesús. A parte de este listado de virtudes, también debemos compartir el evangelio de la salvación, para que por medio de él, Dios ilumine sus corazones y les dé vida eterna.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x