Jesus Is Life

AYUDEMOS A LOS QUE ABANDONAN SU FE

AYUDEMOS A LOS QUE ABANDONAN SU FE

El camino que deben transitar los creyentes para llegar al reino de los cielos es largo y complicado. Por esta complejidad, algunos desisten de seguir adelante en su camino a la eternidad y abandonan su fe en el Unigénito Hijo de Dios. Al abandonar su fe, vuelven a las viejas prácticas de su naturaleza carnal que les mantenía enemistados con Dios. Todos los que vuelven a sus viejas prácticas pecaminosas se encuentran en grandes y serias dificultades, ya que habrán perdido la gran oportunidad de morar eternamente en el reino de los Cielos, y lo que les espera es vivir eternamente separados de Dios. Para que esta tragedia no le suceda a algún hermano de nuestras congregaciones, es importante que les ayudemos a volver a los caminos de la salvación y la vida eterna, tal como nos exhorta el apóstol Santiago: Mis amados hermanos, si alguno de ustedes se aparta de la verdad y otro lo hace volver, pueden estar seguros de que quien haga volver al pecador de su mal camino salvará a esa persona de la muerte y traerá como resultado el perdón de muchos pecados. Santiago 5:19-20 NTV.

El verdadero amor a un hermano de la fe en Cristo, se demuestra por nuestra preocupación al saber que se ha alejado de los caminos del Señor. Este amor tiene que impulsarnos a buscar maneras de cómo ayudarle a que vuelva nuevamente a los caminos que dan salvación y vida eterna, ya que si no lo hacemos, posiblemente por sí mismo, él no trate de buscar una reconciliación con el Señor, sino que dirija su vida a una completa perdición que le lleve a la muerte eterna, separado definitivamente del reino de los cielos. Nuestra ayuda debe ser sin ningún ánimo de juzgarle por haberse alejado de Dios, sino con amor y compasión, con palabras que le aliente a buscar un arrepentimiento sincero y el deseo de tener nuevamente una intimidad con el Señor. Si gracias a nuestra ayuda, nuestro hermano se arrepiente y vuelve a los caminos de la salvación, le habremos ayudado a salvar su alma de la muerte y la condenación eterna. El Señor en su fidelidad, perdonará todos los pecados que haya cometido en el tiempo que estuvo apartado de su fe.

Si sabemos que alguno de nuestros hermanos de la fe se encuentra tambaleando en su caminar en Cristo, brindémosle nuestra ayuda oportuna, para que no abandone su fe definitivamente, y si ya ha abandonado, no le dejemos solos, brindémosle todo nuestro apoyo para que vuelva a los caminos del Señor. Aconsejemos a ellos con la palabra de Dios, la cual tiene el poder para cambiar el corazón más duro y hacerlo sensible a la voz de nuestro Señor. No solo les aconsejemos, sino también oremos constantemente por ellos, para que el Espíritu Santo los redarguya y los lleve al arrepentimiento, y ha buscar una reconciliación con el Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x