Jesus Is Life

SATISFACCIÓN COMPLETA

SATISFACCIÓN COMPLETA

Uno de los maravillosos placeres que puede tener el hombre en esta vida, es poder disfrutar de los diferentes manjares que ofrece la gastronomía mundial. Cada país tiene platos exquisitos que identifican los sabores y sazones propios de la nación, y si esos mismos platos fueren preparados en otros lugares del mundo, no tendrían el mismo sabor y sazón del país de origen, aunque sean elaborados por los mejores chefs de la nación. Sin duda, no hay nada más satisfactorio que el poder comer un plato de comida, y mucho más si se ha estado sin probar alimento por varias horas. Disfrutar de un delicioso banquete, seguramente satisfará las necesidades físicas del cuerpo, pero jamás las necesidades internas del alma. El salmista con su vasta experiencia, comparte un secreto para que todas las personas puedan encontrar una completa satisfacción interna: “¡Con mis labios te alabaré y daré gritos de alegría! ¡Eso me dejará más satisfecho que la comida más deliciosa!” Salmos 63:5 TLA.

David en su estadía en el desierto, atravesó por grandes necesidades físicas que debían ser cubiertas, pero puso sus necesidades físicas en segundo plano, ya que tenía otra necesidad más importante que debía ser cubierta, y esa necesidad era interna. La necesidad interna o del alma, no puede ser satisfecha por un delicioso banquete, solo puede ser satisfecha cuando el hombre entra en una completa comunión con el eterno Creador. Tal como el cuerpo físico se nutre con alimento físico, el ser interior del hombre se nutre, se goza y se fortalece con la comunión con Dios y la alabanza a Él. David al encontrarse solo en el desierto, halló una completa satisfacción al entrar en comunión con Dios por medio de la adoración y la alabanza, por eso pese al encontrarse solo, grito de alegría y regocijo.

Al igual que David, todos nosotros podemos encontrar la satisfacción completa para nuestro ser por medio de la adoración y la alabanza a nuestro Señor. Ya que la adoración y la alabanza son algunas de las herramientas para poder mantener una estrecha relación con el Señor. Además, no hay un banquete más delicioso que poder estar en completa comunión con Él, ya que al estar en su presencia, nuestras almas se alimentan y se fortifican con el poder de su amor, también nos puede devolver la paz y armonía que hayamos perdido por las situaciones adversas de nuestra vida. Anhelemos siempre estar en comunión con el Señor, más que a cualquier delicioso banquete que el mundo nos pueda ofrecer, ya que solo en nuestra comunión con el Señor, encontraremos la verdadera satisfacción para nuestro ser.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x